Rajoy, ante el 1-O: «Vamos a actuar con proporcionalidad e inteligencia»

El presidente del Gobierno sitúa a Puigdemont en la España franquista y cree que ir contra la Constitución es «un absurdo»

Actualizado:

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que el «legado» político de Carles Puigdemont, al que niega cualquier tipo de liderazgo en un gobierno que ve secuestrado por la CUP, será el de situar a Cataluña al nivel de la España predemocrática, en total ruptura con el marco legal.

«Quieren aprobar una ley ilegal, convocar un referéndum ilegal y quitarle a la oposición su derecho al debate, cosa que no se había producido nunca en España desde que recuperamos en 1977 las libertades democráticas», ha señalado Rajoy ante la junta directiva nacional reunida en Génova.

En la semana clave en la que se prevé que el Parlament tramite la ley del referéndum soberanista, Rajoy ha reclamado unidad a los suyos y confianza en que el Estado de Derecho solventará el desafío. Y ha reiterado que el Gobierno va a «actuar con proporcionalidad e inteligencia, con tranquilidad y con firmeza», y de ninguna manera permitirán que se pongan urnas en Cataluña, aunque sin precisar cómo.

«Quieren que hagamos lo contrario, pero no lo vamos a hacer», ha aludido ante la posibilidad de que el Ejecutivo aplicará el 155 para restituir el orden legal en esa comunidad si se celebra la consulta secesionista anunciada para el 1 de octubre.

Rajoy asume que él independentismo culminará su «viaje a ninguna parte» y que ahora está inmerso en una especie de juego de espejos en la que la Generalitat y la Mesa del Parlament se miran con recelo sobre qué pasos dar y quién. «Todos se miran unos a otros y desconfían unos de otros. Pero no hay nadie que haya sido capaz de ejercer un liderazgo y rectificar», ha comentado Rajoy ante el núcleo directivo del PP.

Pero el Ejecutivo no quiere dar pistas y aguarda a que los independentistas den un paso para actuar jurídicamente. La previsión de Rajoy, según ha comentado ante su partido, es que la Mesa tramite la ley del referéndum esta semana, incorporándola a última hora en el orden del día del Pleno del miércoles, hurtando el debate y la interposición de enmiendas de la oposición. Es ahí cuando Rajoy ha censurado esas artes de quienes «pretenden saltarse todos los trámites legales de los parlamentos civilizados y democráticos del mundo».