Rajoy afirma que la dimisión de Bermejo es «obligada» y una «buena noticia»

EP | MADRID
Actualizado:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, calificó hoy de "muy buena noticia" y de "dimisión obligada" la renuncia del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, después de recordar que su partido político lo venía pidiendo desde hace "días".

"Lo importante ahora es que se nombre pronto un ministro de Justicia y se afronten los temas importantes", afirmó en O Cebreiro (Lugo). "En democracia los gobernantes deben observar unos comportamientos que el ministro dimitido no observa", añadió.

Rajoy destacó que la prioridad en este momento es "garantizar la imparcialidad de los jueces, dotar de más medios a la Justicia" y que "una de las reformas más importantes" de las que se emprenden sea la que afecta precisamente a este ámbito.

En el marco de la campaña electoral gallega, el líder 'popular' había reclamado nuevamente hoy en un acto celebrado a las 10. 40 en Baralla (Lugo) la dimisión de Fernández Bermejo, dos horas y 20 minutos antes de que éste comunicase su renuncia en rueda de prensa.

Asimismo, el responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, ha asegurado, en relación con la dimisión del ministro Mariano Fernandez Bermejo, que el ya ex ministro asume con esta decisión "su responsabilidad política" y pone fin a una etapa "nefasta" al frente de Justicia.

En una rueda de prensa en la sede nacional del PP, Trillo ha criticado sin embargo que no se haya aclarado "la connivencia" de Bermejo con el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y el comisario jefe de la Policía Nacional. "Exigimos hoy que Zapatero explique la relación de su Gobierno con el Poder Judicial", ha enfatizado. "Y falta por saber cómo va a asumir sus responsabilidades el señor Garzón ante los ciudadanos, ante los justiciables y ante el Estado de Derecho", agregó.

«No ha tomado ni una sola medida para poner fin al atasco judicial»

Aparte de las informaciones relativas a la cacería sin licencia en Andalucía, Trillo subrayó que con Bermejo "por primera vez en la historia de España", se han producido tres huelgas: una de funcionarios, otra de secretarios judiciales y una tercera de los propios jueces el pasado 18 de febrero.

Es más, recalcó que desde que llegó al Ministerio de Justicia, el 9 de febrero de 2007, no ha tomado "ni una sola medida para poner fin al creciente e insoportable atasco judicial que padecen todos los españoles".

Trillo no quiso hacer una valoración sobre el nuevo ministro de Justicia, Francisco Caamaño, por considerar que es "prematuro", pero sí que destacó el hecho de que su trayectoria haya estado vinculada en los últimos años a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.