Rajoy acusa a CIU de prolongar la «agonía» de Zapatero y sugiere adelantar las elecciones
El presidente del PP, Mariano Rajoy. / Efe

Rajoy acusa a CIU de prolongar la «agonía» de Zapatero y sugiere adelantar las elecciones

El líder del PP no tiene intención de presentar una moción de censura contra el jefe del Ejecutivo

AGENCIAS
MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha cuestionado hoy el sentido de Estado de CiU, al prolongar la "agonía" del Gobierno, y ha dado a entender que no presentará una moción de censura mientras ve como únicas salidas para José Luis Rodríguez Zapatero someterse a una moción de confianza o adelantar las elecciones.

En su coloquio con el empresariado catalán reunido en la segunda jornada de debate del Círculo de Economía en Sitges, Rajoy ha tenido que responder a multitud de preguntas en tono de reproche por el voto negativo del PP en la sesión de ayer del Congreso.

Después de que ayer el grupo parlamentario de CiU encabezado por Josep Antoni Duran Lleida propiciara con su abstención la aprobación del decreto-ley con las medidas de ajuste del Gobierno, Rajoy ha puesto en duda que esta postura equivalga a tener "sentido de Estado". "Nosotros no creemos en el actual Gobierno, como no cree nadie, y ayer lo dijeron todos los grupos en el Congreso de los Diputados. Lo que pasa es que hay unos que actúan en consecuencia y otros que no actúan en consecuencia. Ésa es la diferencia", ha remarcado.

Rajoy ha arremetido contra CiU por su doble discurso hacia el Gobierno, al que vino a decirle: "Yo en usted no creo, usted se tiene que ir, le voy a votar en contra de los presupuestos, pero espere cinco meses para convocar elecciones". "Eso es prolongar la agonía. ¿Eso es sentido de Estado?", ha remachado.

Contrario a la postura de Mas

El presidente del PP ha considerado falso afirmar, como planteaba ayer el líder de CiU, Artur Mas, en este mismo foro, que si no se hubiese aprobado ayer el plan de ajuste España se habría visto intervenida como Grecia: "Esto es muy serio y además no es cierto. Los dirigentes políticos deben actuar con una cierta prudencia", ha señalado.

Rajoy se ha mostrado convencido de que el fracaso del real decreto-ley con las medidas de ajuste del Gobierno habría abierto la puerta a dos escenarios "mucho mejores para España" que el periodo de "stand by" que se abre a partir de ahora. Las dos opciones que le hubiesen quedado al Gobierno español habrían sido presentar un plan de reformas para lo que queda de legislatura o bien disolver las Cortes y convocar elecciones.

Según Rajoy, ayer se perdió "una gran oportunidad". Y una de las responsables de lo ocurrido, a su juicio, es CiU, que precisamente ha venido retando al PP a presentar una moción de censura contra Rodríguez Zapatero.

Sin apoyo para una moción

El líder de los populares ha dado por hecho que no tiene sentido presentar ahora una moción de censura porque carece del apoyo parlamentario necesario: "Si yo tuviera votos, la presentaría, pero ¿para qué la voy a presentar si no los tengo?" "Podemos hacer mociones de censura, pero es un debate de 24 horas, se puede hacer el debate mejor o peor, la votación la pierdes y al día siguiente estás exactamente igual", ha dicho Rajoy, antes de añadir en alusión a CiU: "Ayer hubo quien quedó deslegitimado para decirnos a nosotros que planteemos una moción de censura, porque ayer había dos salidas".

Para Rajoy, "en este momento" al Gobierno le siguen quedando "dos salidas": o bien presenta una "moción de confianza" en el Congreso o bien "convoca elecciones" anticipadas. Ante los reproches implícitos en algunas de las preguntas que le han dirigido los empresarios presentes en el foro por la oposición "crispada" del PP, el presidente de los populares ha replicado que su partido se avino a votar a favor de las medidas anticrisis negociadas en el Palacio de Zurbano, así como otras medidas financieras.

El presidente de los populares ha dado a entender que también estaba dispuesto a acordar con el Gobierno español el decreto sobre medidas de ajuste, pero ha afirmado que los socialistas no llamaron a su puerta: "¿Tanto cuesta llamar y decir que tenemos que hacer un ajuste de esto?", se ha preguntado y se ha mostrado "a disposición" de pactar iniciativas para reducir el déficit. Por otra parte, Rajoy ha negado que la canciller alemana, Angela Merkel, le llamase para pedirle que no rechazase el plan de ajuste.