Rabia e indignación de los familiares de Laura y Marina a las afueras de los juzgados de Cuenca

Familiares de Laura y Marina, las dos jóvenes asesinadas en agosto del año pasado en Cuenca, han...

Actualizado:

Familiares de Laura y Marina, las dos jóvenes asesinadas en agosto del año pasado en Cuenca, han mostrado esta mañana su rabia e indignación contra Sergio Morate. El único imputado por el brutal asesinato ha acudido a los juzgados antes de que comience el juicio. Con esta protesta frente a los juzgados, los familiares de las dos víctimas reclamaban la pena máxima para Morate. Es la primera vez que el juez le comunica la acusación que hay contra él. Morate no ha podido hablar. Se enfrenta a una pena de 15 a 25 años por cada delito. Contra él hay fibras de su ropa en los cuerpos y su ADN junto a la fosa. Su abogado asegura que no hay pruebas y pide que se anule la declaración de los policías a los que se confesó durante un traslado.