Se quema a lo bonzo tras comunicarle su esposa su intención de divorciarse

Rogelio llegó a a su casa como cada día. Cinco minutos antes había estado hablando con algunos...

Actualizado:

Rogelio llegó a a su casa como cada día. Cinco minutos antes había estado hablando con algunos de sus vecinos sobre fútbol, sobre el mundial...pero no era un día más. Su mujer le había comunicado su intención de divorciarse. "nadie tiene una botella de gasolina en casa" comenta uno de los vecinos, "lo tenía premeditado".Tras la conversación de fútbol, subió al piso, entró en la cocina, se echó la bortella por encima y delante de su esposa y su hijo se prendió fuego."La madre y el hijo intentaron apagarle y salieron ardiendo" añade otro vecino. El incendio devoró parte de la vivienda y Rogelio moría prácticamente en el acto. "Cuando le atienden los  servicios del SUMMA tiene todo el cuerpo quemado y las heridas son de extrema gravedad", dice Javier Ayuso de Emergencias del 112.El hijo de 29 años se encuentra muy grave tiene el 70 por ciento del cuerpo quemado y su mujer tiene heridas de segundo grado en el 20 por ciento del cuerpo. Ambos están hospitalizados en las unidades de quemados de Getafe y de la Paz.La policía investiga sieste suceso es un nuevo caso de violencia de género.