Paul Bekaert, abogado de Puigdemont, en su despacho - REUTERS

Puigdemont no escatima en Bélgica: su abogado cobra 10 euros por cada página que redacta

La estrategia para demorar la repatriación del expresidente de la Generalitat se basa, precisamente, en presentar recursos, lo que encarecería aún más su estancia en Bruselas

S.E.
MadridActualizado:

La escapada belga le va a salir cara al expresidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont. Después de que la Fiscalía bruselense determinara que no ve motivos para decretar su entrada en prisión, Puigdemont podrá hacer una vida más o menos normal allí pero siempre sin regresar a España. Esta circunstancia va a hacer mella en el bolsillo del político, quien tendrá que hacer frente, sin ir más lejos, a los gastos de hotel o a los honorarios de su abogado, que no es precisamente barato.

Según especifica en la página web de su despacho de abogados, Paul Bekaert aplica una tarifa de 10 euros por página redactada. Esta cifra, nada desdeñable, se debe unir al coste por hora o rendimiento que, sin embargo, el jurista no determina. Huelga decir que, en estos procedimientos, cualquier argumento debe estar por escrito.

El dato del coste por cada página redactada en sus informes resulta especialmente relevante en el momento en el que Puigdemont pretende, para no declarar ante la Audiencia Nacional, alargar lo máximo posible su estancia en Bélgica y evitar la prisión. La orden de extradición a España podría demorarse dos meses -hasta tres en condiciones excepcionales-, en los que Bekaert tendría que elaborar numerosos recursos. Habitualmente no se suele escatimar en papel en este tipo de documentos. Por lo tanto, la factura de este abogado -que cobra más del doble que sus compañeros en el país- podría ser aún más voluminosa.

Días de hotel

A esta factura hay que añadir las dos noches (que hayan trascendido por el momento) que el expresidente de la Generalitat pasó en el hotel Chambord, de tres estrellas, y ubicado en el centro de la capital belga, nada más desembarcar allí.

En total, 150 euros que serían más si, actualmente, Puigdemont continuara su estancia en otro hotel. No obstante, tampoco es descartable que esté alojado en la casa de algún conocido, amigo o compañero de partido en Bélgica.

De cualquier modo, el precio del hotel, conociendo los honorarios de Bekaert, queda en una mera anécdota. Igual que el resto de gastos de manutención.