El PSOE retira «in extremis» la subvención a una obra que investiga el juez Garzón

MARÍA JESÚS CAÑIZARÉS | BARCELONA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El PSOE retiró ayer «in extremis» una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado que incluía una subvención de 400.000 euros para la construcción de una biblioteca de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) y que aparece en el sumario del caso «Pretoria» que investiga el juez Baltasar Garzón. Fuentes del PSC confirmaron a ABC que, dada la instrucción en marcha, no se consideró oportuno seguir adelante con esta ayuda, por lo que anoche decidió retirarla. No obstante, los socialistas se han comprometido a impulsar la obra que desde hace tiempo reclaman los ciudadanos de este municipio, centro de la trama de corrupción que afecta a PSC y CiU y que hasta ahora gobernaba el socialista Bartomeu Muñoz, actualmente en prisión.

La citada biblioteca, que el PSOE pretendía subvencionar a través del Ministerio de Cultura, forma parte del gran proyecto del nuevo mercado del barrio del Fondo de Santa Coloma, valorado en 20 millones y que incluye además una guardería y plazas de aparcamiento. En 2007, el Ayuntamiento adjudicó la obra a Construcciones Edisan, empresa ligada a Niesma, sociedad administrada por el ex diputado socialista Luis García Díez, conocido como «Luigi», que también se encuentra en prisión preventiva y al que se considera el cerebro de la trama. Esta empresa suspendió pagos, por lo que el Consistorio se vio obligado a convocar un nuevo concurso. Un día antes de que se practicaran las detenciones de los implicados por orden de Garzón, el pleno municipal acordó conceder el proyecto a una unión temporal de empresas formada por CRC Obras y Servicios y Grupo Ánfora.

Esta última empresa tiene sede en Mataró y en su consejo de administración figura Antonio Jiménez Gómez, ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Sant Andreu de Llavaneras (Barcelona) y que mantenía una estrecha relación con «Luigi». Jiménez, que ha cesado como militante del PSC, no está inculpado en la causa.

Como puede apreciarse, la obra del barrio Fondo condensa buena parte de la trama instruida por Garzón. Por eso, cuando la Comisión de Presupuestos del Congreso se disponía a votar anoche el dictamen correspondiente a la sección del Ministerio de Cultura, el portavoz del PSOE, Francisco Fernández Marugán, solicitó que se sacase del mismo la enmienda relativa a la biblioteca, una petición que fue aprobada por el resto de grupos.

«Es lo prudente»

«Lo prudente es retirar la enmienda y cuando se aclaren las circunstancias que se producen en el barrio del Fondo volveremos a plantearnos esta cuestión», comentó Fernández Marugán, que hace unas semanas frenó también otras enmiendas que diputados valencianos del PSOE le habían propuesto para financiar proyectos en Benidorm, cuyo ayuntamiento cambió de manos en septiembre tras una controvertida operación de transfuguismo.

Arenys de Mar

Mientras tanto, sigue el goteo de ayuntamientos bajo sospecha. La semana pasada, el juez solicitó al Consistorio de Arenys de Mar (Barcelona) un convenio urbanístico supuestamente suscrito con Luis García Díez en que se contemplaba la construcción de una promoción de viviendas. Según el concejal Xavier Febrer, en funciones de alcalde accidental en Arenys, el ayuntamiento, dirigido por PSC,ERC e ICV, envió el martes la información solicitada.

Por su parte, CiU ha pedido la comparecencia en el Parlamento catalán del gerente de la empresa pública Incasol, Emili Mas, una petición que secunda el PP, aunque esta formación extiende la petición al consejero de Política Territorial de la Generalitat, Joaquim Nadal. En el tripartito (PSC, ERC e ICV) son reacios a la comparecencia de Mas, quien aparece en una serie de conversaciones con «Luigi» y con Bartomeu Muñoz, entre otros.