El PSOE responde a los polémicos viajes de Sánchez: Rajoy llevaba «extra de vino y whisky»

Sánchez se vuelve a ir de gira esta semana, pero su partido trata de desviar el foco con insinuaciones sobre el expresidente

MadridActualizado:

Pedro Sánchez se escaqueó la semana pasada de acudir al Senado por su marcada agenda internacional y, pocos días después, volará a América Central en una más de sus ya habituales giras. Esta semana emprendará un viaje que le llevará a México y a la República Dominicana en un nuevo salto del Océano Atlántico.

En medio del conflicto abierto en Venezuela, con Sánchez evitando reconocer a Juan Guaidó como presidente legítimo del país, el presidente del Gobierno encuentra una defensa frívola de sus intereses. Según Sofía Hernanz, portavoz adjunta socialista en el Congreso, su antecesor en el cargo, el popular Mariano Rajoy, viajaba «exactamente igual» que el secretario general del PSOE, pero Sánchez lo hace «sin avituallamiento extra de vino y whisky».

Hernanz contestaba de esta forma irónica a la portavoz del PP en materia de transparencia, Beatriz Escudero, quien espetaba en la Diputación Permanente de la Cámara Baja a los socialistas «el insultante espectáculo de poderío» que ejerce Sánchez desde su llegada a la Moncloa. La diputada popular ha destacado el viaje en Falcon del pasado mes de julio, en el que Sánchez utilizó el avión privado presidencial para acudir a un concierto en Castellón.

«No sé si está haciendo algo por España, pero aprovecharse de España sí lo está haciendo», ha denunciado Escudero, para justificar la necesidad de que el sub director general de Transparencia y Buen Gobierno, Javier Amorós, comparezca en el Congreso para explicar por qué el Ejecutivo blinda los viajes del presidente amparándose en la Ley de Secretos Oficiales. «Los modos de nuevos ricos con el dinero público no tienen cabida», ha apostillado la diputada popular, según informa Ep.

«El presidente Sánchez se desplaza de la misma forma y con los mismos medios que han utilizado todos los presidentes de este país, exactamente igual que hacía el expresidente Aznar y el expresidente Rajoy. Por cierto, con la única diferencia que este último lo hacía con avituallamiento extra de vino y whisky y eso ya no se explica ni por razones de logística ni de seguridad», ha deslizado la socialista Hernanz.