El PSOE propondrá al Congreso la «reprobación» de Cañete y Villalobos

La primera iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista en el nuevo periodo de sesiones del Congreso será proponer a la Cámara baja la «reprobación» de los ministros de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y Sanidad, Celia Villalobos, por «no haber sabido garantizar -en opinión del PSOE- la seguridad alimentaria de los ciudadanos» en la crisis de las «vacas locas».

MADRID. J. L. Lorente
Actualizado:

Los socialistas presentaron ayer en el registro del Congreso una interpelación urgente al vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, como coordinador de la gestión del Gobierno en la crisis de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB). El PSOE hace responsable a Rajoy de «la ausencia de coordinación entre los diferentes departamentos ministeriales», que transmite, según los socialistas, «descontrol» en la gestión de la crisis.

CAÑETE, «MÁXIMO RESPONSABLE»

El portavoz del PSOE en la Cámara baja, Jesús Caldera, adelantó que, durante la interpelación, los socialistas propondrán al Pleno que repruebe a los ministros de Agricultura y Sanidad por «no haber sabido garantizar la seguridad alimentaria» de los españoles. Como viene siendo habitual en estos últimos días, Caldera se despachó con duros calificativos contra el Gobierno.

Tras asegurar que Arias Cañete es el «máximo responsable» de la crisis, el portavoz socialista afirmó que el ministro resulta una «rémora» por su «falta de credibilidad» ante consumidores y sectores afectados. Caldera recordó que la propia Comisión Europea ya advirtió hace años a España sobre la posibilidad de que surgieran casos de «vacas locas», pese a lo cual, el Gobierno, según dijo, «no tomó ninguna decisión e, incluso, fue uno de los Ejecutivos que se opuso a la adopción de medidas», algo que el portavoz socialista calificó de «irresponsable».

Además, citó unas declaraciones efectuadas por el ministro de Agricultura en las que Arias Cañete aseguraba en junio que en España no había ni un solo caso de «vacas locas». A juicio de Caldera, al negarse a reconocer la existencia de la enfermedad en nuestro país, puso en peligro la seguridad de los españoles y provocó la ruina de los ganaderos.

En cuanto a la ministra de Sanidad, los socialistas afirman que Celia Villalobos «ha provocado un caos en la comunicación a los ciudadanos de los riesgos para su salud y ha abandonado sus obligaciones como responsable del área sanitaria en esta crisis».

En opinión del portavoz socialista, el Gobierno se encuentra «desbordado», no ha sabido reaccionar ante el problema de las «vacas locas», su actuación ha sido «tardía e insuficiente» y ha terminado arremetiendo «contra todos».

Por todo ello, el PSOE pide la «destitución inmediata» de Arias Cañete y Celia Villalobos. Un cese que, en opinión del PSOE, permitiría «recuperar la confianza de los ciudadanos y el necesario impulso para afrontar con garantías las consecuencias de la crisis».

La figura de la «reprobación» que plantean el Grupo Socialista no existe en el ordenamiento jurídico español. Según la Constitución, el Gobierno responde «solidariamente» de su gestión política ante las Cortes Generales.