El PSOE pide aceptar la nueva financiación sanitaria pero sin subir «ahora» impuestos

Según el PSOE, si hacen falta más recursos, se puede «dejar de privatizar servicios y retomar el Impuesto de Sucesiones para las grandes fortunas»

Actualizado:

SONIA BARRADO

LOGROÑO. «Mala, rácana y ridícula». Así calificó ayer el secretario general del PP de La Rioja, Carlos Cuevas, la propuesta del Ejecutivo de Zapatero para financiar la sanidad. Los populares riojanos, contrarios a la subida de impuestos, consideran que ejercer una mayor presión fiscal sobre los ciudadanos es «la receta fácil de los Gobiernos incapaces». El PP exige al Gobierno central nuevas fórmulas alejadas del aumento de los tributos, que para Cuevas «es lo único que sabe hacer el PSOE». Lo que hace la propuesta, según los populares, es «transferir la responsabilidad a las Comunidades, que tendrán que pagar el 75 por ciento».

«Que sea inteligente»

Por el contrario, el secretario general del PSOE riojano, Francisco Martínez-Aldama, reclamó al presidente autónomo, Pedro Sanz, que sea «inteligente» y acepte la propuesta del Gobierno, ya que, aseguró, «no obliga» a una subida de impuestos y «traerá más recursos a las Comunidades que los que se recibían con el PP». En este sentido, pidió a Sanz que «ahora» no aumente los impuestos de las gasolinas y la electricidad, «porque, si hacen falta más recursos, se pueden explorar otras dos vías adicionales: dejar de privatizar servicios, que encarecen la sanidad; y que se retome el Impuesto de Sucesiones para las grandes fortunas, para herencias por encima de los 100 millones de euros». Aldama criticó al presidente riojano «porque hasta ahora sólo se le oye la crítica y el «no», pero no la alternativa». «Tiene que elegir entre usar este tema de forma partidista para confrontar con Zapatero, lo que es malo para La Rioja, o beneficiarse de medidas para reducir gastos y aumentar ingresos para hacer frente a nuestras necesidades», concluyó.