El excomisario José Villarejo, en una imagen de 2016
El excomisario José Villarejo, en una imagen de 2016

El PSOE se persona como acusación popular en el caso del espionaje a Bárcenas

Manuel García Castellón admite la personación del partido en la pieza Kitchen en la que se investiga la operación diseñada desde Interior en 2013 para espiar y sustraer documentos al extesorero Luis Bárcenas con ayuda de su chófer

Actualizado:

El juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha admitido la personación del PSOE como acusación popular en la pieza Kitchen en la que se investiga la operación de espionaje diseñada desde Interior en 2013 para espiar y sustraer documentos al extesorero Luis Bárcenas con ayuda de su chófer.

Según han confirmado a Efe fuentes jurídicas, al haber otras acusaciones populares en la causa con los mismos intereses, la dirección letrada la ejerce la primera en personarse, en este caso Podemos, que será la que les represente.

Por esta pieza del caso, el juez tomó declaración como investigados a varios implicados, desde el chófer de Bárcenas al ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía en la etapa de Jorge Fernández Díaz, Eugenio Pino, al que impuso comparecencias quincenales, retirada del pasaporte y la prohibición de salir del país como medidas cautelares.

También declararon por estos hechos el excomisario José Villarejo y el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía, Enrique García Castaño, el Gordo, quienes defendieron la legalidad de la Operación Kitchen.

Ambos señalaron que actuaron por órdenes de Pino, quien aseguró que la Operación Kitchen no existió, apoyando la versión de que se trató de un dispositivo judicial para vigilar a Bárcenas tras conocerse que acumulaba una gran fortuna en Suiza.

Al tratarse de un operativo policial, también se señaló al entonces director de la Policía y actual senador del PP Ignacio Cosidó, quien públicamente se ha desmarcado de cualquier posible pago con fondos reservados a los mandos policiales que intervinieron en esa operación y ha recordado que era la Secretaría de Estado de Seguridad la que los manejaba.