PSOE e IU negociarán una propuesta común sobre financiación

MADRID. C. H.
Actualizado:

PSOE e Izquierda Unida negociarán una propuesta genérica común sobre el nuevo modelo de financiación autonómica a pesar de tener diferencias en lo que se refiere a elementos de solidaridad y de IRPF, tal y como acordaron delegaciones de ambos partidos que se entrevistaron ayer.

Según informó al término del enecuentro el responsable de Política Autonómica y Desarrollo Federal de IU, Luis Carlos Rejón, ambas formaciones políticas coincidieron en que el actual modelo «ha fracasdo» por entender que no se ha puesto en marcha el segundo tramo del IRPF.

Asimismo, consideraron que la propuesta del Gobierno es «contradictoria» en la medida en que pretende vincular la financiación autonómica con la sanitaria. En este sentido, tanto el PSOE como IU son partidarios de que financiación autonómica y local vayan parejas.

«MOVER FICHA»

Rejón manifestó de una manera muy gráfica que es el Gobierno «el que debe mover ficha» y junto con el responsable de política municipal del PSOE, Álvaro Cuesta, pidieron al Ejecutivo que se deje de «globos sonda».

También reclamaron de José María Aznar que aclare qúién es el interlocutor y puestos a elegir ambos partidos prefieren al vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, por encima del titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, por considerar que «Rato es más duro, pero cuando se llega a un acuerdo con él es un acuerdo firme». En todo caso, PSOE e IU no profundizaron demasiado en sus propuestas por tratarse de una reunión exploratoria, en la que tambiñen estuvo presente el secretario de Economía socialista, Jordi Sevilla, aunque mantendrán más contactos e intercambiarán documentos.

REUNIÓN CON LOS NACIONALISTAS

Álvaro Cuesta declaró a Europa Press que ambas formaciones intercambiarán documentos a lo largo del mes de febrero con el fin de «poner en común» un conjunto de principios generales y «fijar una posición lo más amplia posible». Además, anunció que en las próximas semanas se reunirán con partidos nacionalistas para incorporar a estas formaciones a ese acuerdo.

Esperan que el Gobierno presente su propuesta a finales de marzo, de modo que se abra un plazo de debate de tres meses para que, en el mes de junio se tenga el nuevo modelo de financiación.