El PSOE mantiene a un alcalde riojano pese a su inhabilitación por prevaricador

Los socialistas acatarán, cuando sea «firme», la sentencia contra el regidor, que presionó para mantener como secretaria municipal a la sobrina de una diputada

ABC
Actualizado:

El secretario general del PSOE de La Rioja, Francisco Martínez-Aldama, aseguró ayer que su partido acatará y respetará cuando sea «firme» la sentencia al alcalde de la localidad riojana de Arrúbal, Antonio Fernández Sampedro, condenado por un juzgado de Logroño a siete años de inhabilitación para cargo público por prevaricación, al impedir la toma de posesión de un secretario para beneficiar a una secretaria interina, sobrina de la diputada y ex consejera de Agricultura Ana Leiva.

La sentencia señala que la actuación del alcalde no sólo fue injusta por no estar ajustada a la ley, sino también «y sobre todo, por su orientación a fines distintos a los previstos por la ley». «La arbitrariedad del alcalde es evidente, porque apunta a fines espurios como la perpetuación en el cargo de otra persona», asegura en referencia a la secretaria interina. La resolución relata que la Dirección General para la Administración Local del Ministerio de Administraciones Públicas nombró como secretario a J.L.M.R. el 27 de febrero de 2002 y que el alcalde, al saber del nombramiento y antes de que apareciese en el BOE, «le citó en una cafetería e intentó disuadirle de que tomara posesión de su cargo, pues su deseo era que lo continuara ocupando la secretaria interina» y diferentes intentos para impedir el acceso al puesto del nuevo secretario.

El líder socialista señaló tras la reunión de la Comisión Ejecutiva regional que «como ya dijo en su día el PSOE, vamos a acatar y respetar todas las sentencias judiciales». Sin embargo, advirtió que el fallo todavía no es firme y se puede apelar, informa Ep. En todo caso, el recurso lo presentará el alcalde (que no es afiliado del PSOE pese a que sí defiende estas siglas en el Consistorio), «en su libre decisión».

Sanz: «Justos por pecadores»

Preguntado por la sentencia, Sanz quiso aseguró ayer que «en la sentencia, si se lee bien, da la impresión de que alguien esté pagando las culpas que no son suyas». Así, apuntó: «Resulta que la secretaria es sobrina de una diputada socialista, Ana Leiva». Ante esto, indicó que «a lo mejor» Francisco Martínez Aldama estaba «amparando la conducta del alcalde por proteger a esa persona».