PSOE e IU dan la espalda a Cisneros, padre de la Constitución

MANUEL TRILLOZARAGOZA. Los representantes de PSOE e IU cumplieron con el guión anunciado y no se presentaron ayer en el homenaje a uno de los políticos que más contribuyeron a la concordia de los

Actualizado:

MANUEL TRILLO

ZARAGOZA. Los representantes de PSOE e IU cumplieron con el guión anunciado y no se presentaron ayer en el homenaje a uno de los políticos que más contribuyeron a la concordia de los españoles tras el franquismo, Gabriel Cisneros. Su ciudad natal, la localidad zaragozana de Tarazona, estrenó ayer, en una bajada hacia el río Queiles, un paseo que lleva el nombre de este padre de la Constitución fallecido el pasado 27 de julio y en el que se ha instalado un monolito en su memoria, obra del arquitecto Alejandro Rincón.

No quiso perderse el acto el presidente del PP, Mariano Rajoy, en su visita a Zaragoza, a pesar de que Tarazona queda a una hora de camino de la capital aragonesa, hasta donde se desplazó después. Fue el propio Mariano Rajoy quien ayudó a las emocionadas hijas de Cisneros a descubrir el sencillo monumento en memoria de su padre. Acompañaron al líder popular los presidentes autonómico y provincial del partido, Gustavo Alcalde y Domingo Buesa, además del alcalde, Luis María Beamonte, y la eurodiputada Luisa Fernanda Rudi, de la misma formación.

Fue esta destacada presencia del PP el motivo que esgrimieron tanto los socialistas como IU para no acudir al homenaje, por considerarlo «partidista». Sí acudieron, en cambio, numerosos vecinos de Tarazona, que quisieron reconocer la labor de uno de sus paisanos más relevantes. También estuvo presente el obispo de la diócesis, monseñor Demetrio Fernández.

Rajoy pasó de soslayo por el boicot de los partidos de la oposición local y se centró en destacar, en cambio, las cualidades de Cisneros como «excelente escritor, brillante pensador y hombre de principios». No obstante, el jefe de la oposición recordó que era «muy respetado y querido» y advirtió: «El respeto y el querer a una persona no responde a ningún acto de voluntad». Tras ello, dijo a sus hijas: «Podéis estar orgullosas, y más cuando todo el PP quiere estar hoy aquí».

«Trabajó por la concordia»

«Gabi», tal como se refirió al político turiasonense, fue «uno de los políticos más importantes de España en la moderna etapa democrática». Como ponente constitucional, trabajó «en favor del futuro, de la concordia, de los derechos y libertades, de España», en «un momento muy difícil y decisivo de la Historia de España, para defender lo que él quería», resaltó el líder popular.

Como rasgo de su talla como político experimentado, Mariano Rajoy reveló, incluso, que fue Gabriel Cisneros quien redactó «el papel» que el líder popular tuvo que leer por la noche tras su derrota electoral en marzo de 2004 frente al hoy presidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

El alcalde señaló que el de ayer era «un acto de justicia» con «uno de los turiasonenses más influyentes de las últimas décadas» y, a juicio de Luis María Beamonte, el legado político de Cisneros es «de incalculable valor».

Rajoy viajó después a Zaragoza, donde visitó la basílica de la Virgen del Pilar, que hoy recibirá el homenaje de cientos de miles de personas en la tradicional Ofrenda de Flores. Además, tuvo un encuentro con miembros del PP y presenció la corrida de toros en el coso de La Misericordia, que hacía la número mil para El Juli.Durante su estancia en Aragón no esquivó el debate sobre la política hidráulica. Se mostró convencido de que ganará las elecciones y aseguró que su partido «arreglará el problema del agua».