Reos de Madrid II en una imagen de archivo
Reos de Madrid II en una imagen de archivo - ABC

Un preso, en estado crítico tras el brutal ataque de su compañero de celda en Alcalá-Meco

El agresor estrelló la cabeza del otro interno contra la pared y el mobiliario anclado de cemento del baño. Está en aislamiento

MadridActualizado:

Un preso de 60 años se encuentra en estado crítico tras el salvaje ataque que sufrió a manos de su compañero de celda, de 25. La víctima, que fue golpeada en la cabeza contra la pared y el mobiliario de cemento del baño, está en el hospital. Así lo denunció a ABC la asociación Tu abandono me puede Matar. El autor de la agresión está en régimen de aislamiento, precisaron desde Instituciones Penitenciarias.

Los hechos ocurrieron en la prisión de Madrid II (Alcalá Meco) el pasado día 12, dos días después de que llegaran ambos, presos preventivos, por motivos distintos. Fueron destinados a la misma celda del módulo de ingresos, a la espera de que la Junta de Tratamiento les realizara la valoración correspondiente y clasificarlos. Fue a la hora de la siesta, tras el recuento de la comida cuando, por causas que se desconocen, el atacante la emprendió a golpes contra el otro internocuando estaba en el lavabo. Al parecer, la mayoría de los porrazos los recibió en la cabeza. La estrelló contra la pared y contra los muebles de cemento anclados. De no ser por la rápida actuación del único funcionario del módulo, con más de 60 internos a su cargo, tal vez el herido hubiera muerto ahí mismo, recalcan desde la asociación.

Eran preventivos. No llevaban ni 48 horas en prisión. El herido entró en coma y fue evacuado al hospital

«La celda estaba llena de sangre y había una muela y un diente rotos en el suelo», precisaron, prueba de lo virulento del ataque. El «chabolo», como se le denomina en el argot carcelario, ha sido clausurado y el autor de los hechos, en estado delirante, está en observación en aislamiento.

Denuncian falta de medios

Para los denunciantes lo ocurrido es una prueba más de la falta de medios humanos, materiales y de formación de los funcionarios de prisiones que también afecta a los reclusos. «Hay dos psicólogos para 850 reos, por ejemplo. Y se mezcla a enfermos mentales (un problema a nivel nacional) con quienes están sanos. El último incidente se hubiera evitado si se hubiera hecho la clasificación correspondiente». Tras indicar que ellos ni son expertos en contención ni están formados para separar a quienes pelean, pusieron el acento en el riesgo que corren ellos también. «Estamos para que no pase nada y para no llevarnos una h...».

Desde Instituciones Penitenciarias pusieron el acento en que los dos internos acababan de llegar, por lo que no habían sido evaluados aún. «Hay cinco días para ello y no llevaban ni 48 horas. Después, pasan al módulo que les corresponda; no dio tiempo».

«Ni 80 funcionarios habrían evitado la agresión»

Respecto al ataque, precisaron que ocurrió en la celda; avisaron desde la contigua al oír golpes y, además del jefe de servicio había varios funcionarios. «Achacar la agresión a la falta de personal no tiene sentido. Ni 80 funcionarios la habrían evitado. Otra cosa sería si hubiese ocurrido en el patio».

Respecto a los psicólogos, indicaron que el recinto tiene cuatro, el doble. «Hay enfermos mentales graves en las cárceles españolas, pero el porcentaje no llega al 4% y las agresiones de consideración son pocas», indicaron desde Instituciones Penitenciarias. Al autor de la de Alcalá-Meco se le someterá a un falso primer grado en aplicación del artículo 10 del Código Penal.