El presidente socialista del Congreso que echó a los «batasunos» que juraron incorrectamente la Constitución

Félix Pons fue tajante cuando tres diputados de Batasuna juraron «por imperativo legal» la Carta Magna

Actualizado:

Comenzaba la IV Legislatura en el año 1989. En las elecciones de ese año Herri Batasuna consiguió entrar en el Congreso de los Diputados con cuatro representantes. Cuando el entonces presidente de la Cámara Baja, Félix Pons, les pidió jurar o prometer acatar la Constitución, los diputados «batasunos» Aizpurúa Egaña, Idígoras Gerrikabeitia y Alcalde Linares lo hicieron «por imperativo legal».

Pons expulsó del hemiciclo, y negó «la condición plena» de diputados, a los tres integrantes de Herri Batasuna por no habler cumplido la «fórmula reglamentaria». La respuesta fue tajante dado que la Junta de Portavoces había decretado que las únicas frases válidas para jurar la Consitución eran el «sí, juro» o «sí, prometo».

El abertzale Idígoras Gerrikabeitia intentó reprobar la decisión del presidente del Congreso, pero Pons le negó el turno de palabra para, segundos después, suspender la sesión.

Posteriormente, el Tribunal Constitucional amparó meses más tarde « el derecho de los recurrentes a acceder, en condiciones de igualdad, a la función de diputados, con los requisitos que señalan las leyes» porque se debía permitir salirse de la rigidez en las respuestas al acatar la Constitución. Eso sí, dejaba claro que la respuesta no podía «condicionar ni limitar» el acatamiento a la Ley Fundamental de 1978.