Don Felipe ensalza «el valor del buen periodismo»
Los Príncipes, a su llegada a la Casa de ABC - ERNESTO AGUDO
PREMIOS MARIANO DE CAVIA

Don Felipe ensalza «el valor del buen periodismo»

Los Príncipes de Asturias presiden la tradicional cena de los Mariano de Cavia en la Casa de ABC

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«ABC puede exhibir con legítimo orgullo una trayectoria ejemplar al servicio de España y de las libertades democráticas». Así lo afirmó este martes el Príncipe de Asturias durante la tradicional cena en honor de los Premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote, que en esta edición han sido otorgados a Manuel Martín Ferrand, Charles Moore y Enric Arenós «Quique», respectivamente. La de anoche fue la tercera ocasión en la que Don Felipe y Doña Letizia entregaron los galardones con más solera de la prensa española, unos premios que, a lo largo de los años, han sido presididos por cuatro generaciones de miembros de la Familia Real. Una celebración que, según Don Felipe, permite «remarcar con coherencia y continuidad, desde mi posición institucional, el valor del buen periodismo para el adecuado funcionamiento de la democracia».

A su llegada a la Casa de ABC, los Príncipes fueron recibidos por la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, y por el presidente de Vocento, Diego del Alcázar. En la entrada del periódico les aguardaban los presidentes del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; la ministra de Ciencia e Innovación en funciones, Cristina Garmendia; el presidente del Banco Santander, Emilio Botín; el consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez; el director de ABC, Bieito Rubido; el presidente del jurado de los premios, José Manuel Blecua, y los tres premiados.

El viejo editorial

Durante la cena, Catalina Luca de Tena afirmó ante los Príncipes que casi 110 años después de la fundación de periódico, «nos honramos con seguir siendo el paradigma de la lealtad a la Corona. Una lealtad acreditada en los momentos buenos y en los malos. Que de todo ha habido». Igual que hacía su padre, don Guillermo, en cada cena de los Cavia —y cuando lo consideraba oportuno—, recordó el viejo editorial que escribió José Cuartero y se publicó en el ABC del 15 de abril de 1931: «Hoy más que nunca “permanecemos donde estábamos”».

La crisis también estuvo presente en sus palabras: «Sabemos que el futuro está lleno de incógnitas, pero un periódico que ha sobrevivido a todos los avatares tan terribles del siglo XX, tiene el poso y el peso de quien se sabe capaz de afrontar el mañana con ilusión». Luca de Tena reiteró que ABC continuará «con su norte de siempre, al servicio de España y de los españoles».

El presidente del jurado hizo una breve reseña de los premiados antes de cederles la palabra a cada uno de ellos. Martín Ferrand destacó «el espíritu abierto y conciliador de esta Casa que siendo vocacionalmente monárquica nunca repudió a nadie por su manera de pensar» y recordó que tanto Mariano de Cavia —«republicano y liberal»— como el primer Cavia, Dionisio Pérez —«republicano federalista»—, «son claros exponentes de lo que digo».

Después de recibir el galardón de manos de los Príncipes, el periodista británico Charles Moore afirmó que «en Gran Bretaña, es absolutamente inconcebible que un premio como estos se vea honrado por la presencia de un miembro de la Familia Real. Nuestra Familia Real, al igual que Vuestras Altezas —dijo—, es cortés y tolerante, pero hay límites y uno de ellos sería pedirle que entregue premios a los que en el Palacio de Buckingham, según creo, a veces llaman “los reptiles”». Moore se refirió a la «crisis de financiación, confianza y respeto popular» que sufren los periódicos británicos, y advirtió que «sería una tragedia que la gente olvidara que, sin periódicos, la opinión pública dejaría de saber muchas de las cosas que necesita saber y muchas cosas que la gente poderosa quiere ocultarle».

Enric Arenós, «Quique», confesó que «cuando alguien me preguntó recién cumplidos los 70 años, qué quería ser de mayor, yo le contesté que Antonio Mingote». «A sus 92 años, cada día y todos los días, nos atrapa, sorprende, asombra y subyuga con sus extraordinarios dibujos». El premiado agregó que «cuando intento solucionar cualquier cuestión en los límites que marca un papel en blanco, imagino cómo trataría de resolverla el maestro. Y ya está».

Tras estas intervenciones, el Príncipe clausuró la entrega con las citadas palabras. También dijo que «a lo largo de su ya larga historia (ABC) ha contado y cuenta con unas señas de identidad que inspiran día tras día a un periódico capaz de conjugar la tradición con la modernidad». Una vez finalizada la cena, Catalina Luca de Tena cerró el acto de la misma forma que solía hacer su padre, con el tradicional brindis: «¡Por el Rey!».