PP y CC crean grupos de trabajo para vigilar el cumplimiento de sus pactos

Gobierno, PP y Coalición Canaria han creado distintas comisiones de seguimiento para vigilar el cumplimiento de sus pactos tanto en Madrid como en Canarias. El secretario general del PP, Javier Arenas, y el presidente de CC, Paulino Rivero, firmaron ayer un nuevo acuerdo que saca a los populares del Gobierno canario aunque se comprometen a mantener el apoyo parlamentario.

MADRID. Cristina de la Hoz
Actualizado:

El PP y CC dieron por cerrada ayer la crisis del Gobierno regional. En esta «nueva etapa de relaciones» funcionarán hasta tres grupos de trabajo, que harán el seguimiento del acuerdo firmado ayer así como de la acción del Gobierno central y del Ejecutivo de Canarias, en las que participarán, entre otros, el vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PP, Javier Arenas, así como el presidente de CC, Paulino Rivero, y su portavoz parlamentario, José Carlos Mauricio. En dos de estas comisiones se integrará también el presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, cuyas relaciones con la dirección nacional del partido no pasan por su mejor momento.

Arenas explicó que el PP aportará «lealtad absoluta» en el cumplimiento de los puntos del nuevo pacto, por los cuales se compromete a apoyar en el Parlamento de Canarias los proyectos de Ley, los presupuestos generales de la Comunidad, las propuestas de resolución de los debates sobre el Estado de la autonomía y demás iniciativas vinculadas con el discurso de investidura. Asimismo, los populares respaldarán la consolidación del Estatuto Especial de Canarias en la UE, las políticas que procuren una mayor participación de Canarias en las políticas de inmigración o las iniciativas tendentes a que esta Comunidad no quede en desventaja en la financiación autonómica.

RECUPERAR LA ARMONÍA

Paulino Rivera afirmó que su partido «no tiene dudas de que, en la misma medida que CC se ha comprometido en la política del Estado, es posible también en Canarias encontrar ese punto de colaboración». Arenas, por su parte, admitió que «ha habido problemas que hemos superado» y que la decisión de salir del Gobierno de coalición facilitará la «armonía» con CC. Es voluntad del PP que este acuerdo dure toda la legislatura y pueda reeditarse tras las próximas elecciones autonómicas.

Arenas quiso dar por cerrada una crisis de la que considera responsable, en buena parte, al PP canario. En este sentido, y tras negar que el PP salga perdiendo -tal y como ha denunciado el antiguo dirigente canario José Miguel Bravo de Laguna- advirtió que aspira a que «se abra una etapa en la que se hable del PP canario por sus políticas y no por sus cuitas internas».

Para asegurarse de que no volverán a aparecer más discrepancias, el coordinador de Organización popular, Pío García Escudero, asistirá hoy a la reunión de la Ejecutiva regional y Arenas se desplazará a Canarias la próxima semana.