PP y Ciudadanos buscan sumar la mayoría en la Mesa del Congreso

Rajoy está dispuesto a ceder a Rivera un puesto más a cambio la mayoría en el órgano de gobierno de la Cámara

MadridActualizado:

Tres son los escenarios que ahora mismo están abiertos para la composición de la Mesa del Congreso. El primero, que Patxi López siga como presidente de la Cámara en virtud de un pacto del PSOE con Ciudadanos y Podemos, o del PSOE con Ciudadanos y PP; fórmula esta última que los socialistas niegan, pero que fue la que permitió al exlendakari hacerse con el puesto hace seis meses. Micaela Navarro, la otra representante socialista en la actual Mesa, sería una alternativa.

Un segundo escenario sería la presidencia para alguien del PP. Se especula con los nombres de la actual ministra de Fomento, Ana Pastor, o de la expresidenta del PP catalán Alicia Sánchez Camacho. Para ello, los populares necesitarían el apoyo de Ciudadanos, que están dispuesto a negociar a cambio de dar a la formación naranja un puesto más del que les corresponde. El PP se quedaría con tres puestos en la mesa, en lugar de los cuatro que tiene asegurados por sus 137 escaños. Pero no les importa porque lo que quieren es controlar la mayoría (5) en el órgano de gobierno.

Y el tercer escenario sería el de un presidente de Ciudadanos -el nombre más mencionado es el del asturuiano Ignacio Prendes-, pactado con el PP. En ese caso, los populares mantendrían cuatro puesto y Prendes sería el único miembro de Ciudadanos en la Mesa.

En principio, Podemos volverá a proponer a Gloria Elizo para que ocupe una de las vicepresidencias, mientras que también es previsible que el diputado de En Comú Podem Marcelo Expósito repita como secretario.

En Ciudadanos apuestan por repetir la fórmula de la pasada legislatura, por la que López seguiría de presidente, pero la mayoría en la Mesa sería para la suma PP-Ciudadanos. Insisten en que apoyarían a un presidente socialista, pero a partir de un pacto con el PP, no con Podemos.

Fuentes de la formación naranja constatan que el acuerdo no se cerrará hasta el lunes, y precisan que «las posturas están muy enconadas». Y no descartan que si el PP y el PSOE no alcanzan un acuerdo y quieren proponer cada uno a su candidato ellos hagan lo propio para tratar de buscar una alternativa. En ese caso aspiraría a ese puesto y no a dos, que es la representación que quieren repetir.