El presidente del Gobierno y su esposa a su llegada al concierto que The Killers daba en el FIB - EFE | Vídeo: Sánchez aterriza con el avión oficial en el aeropuerto de Castellón (ABC)

El PP, a Sánchez: «¿Ha sopesado pagar de su bolsillo el desplazamiento para ir a ver a The Killers?»

La formación señala que el presidente del Gobierno usó su breve encuentro con Puig como excusa para ir a ver a The Killers en el FIB. Rafael Hernando acusa al presidente de hacer una «exhibición hortera del uso de lo público»

MadridActualizado:

El PP quiere saber si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha planteado la posibilidad de pagar de su bolsillo el desplazamiento en avión oficial a Castellón, donde mantuvo un encuentro con el presidente valenciano, Ximo Puig, y aprovechó para acudir al concierto del grupo estadounidense The Killers, que actuaba este sábado en el Festival de Benicasim.

«¿En algún momento, y tras el revuelo causado por el despilfarro de dinero público, ha sopesado el presidente del Gobierno pagar de su bolsillo el coste del desplazamiento en avión oficial a un evento de ocio», reza uno de los interrogantes registrados en el Congreso por el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro.

Sánchez se trasladó el viernes en un Falcon del Grupo 45, con base en Torrejón de Ardoz, a Castellón, donde, según relata el PP en su batería de preguntas, acudió para «poder ver a unos de sus grupos favoritos», The Killers, que actuaba en el Festival Internacional de Benicassim. «Para hacer tiempo hasta el concierto -continúa- mantuvo previamente breves encuentros con autoridades locales y autonómicas, como el presidente Ximo Puig».

«¿Qué era tan urgente?»

Así las cosas, el 'número dos' de los 'populares' en la Cámara Baja también pretende que el Ejecutivo detalle qué tema era «tan urgente» tratar con Puig que provocó que Sánchez tuviera que desplazarse en avión oficial un viernes por la tarde a Castellón «sin esperar al que tiene programado en la ronda de presidentes autonómicos en La Moncloa». Y, en este sentido, pregunta si el «breve» encuentro con el presidente valenciano «anula» una futura cita con él en el marco de esa ronda.

«¿Piensa el Gobierno utilizar como excusa para el uso del avión oficial el hecho de que Sánchez tuviera breves encuentros con autoridades locales y autonómicas antes de ver a The Killers, cuando la ciudadanía tiene claro que los encuentros entre el aterrizaje y el concierto no fueron ni mucho menos el objeto principal de la visita?», dice Bermúdez de Castro en otra de las preguntas.

Precisamente este lunes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha afirmado que Sánchez tuvo «agenda institucional todo el día» el pasado viernes en Castellón, donde, por la noche, «acudió a un evento cultural», el Festival Internacional de Benicasim .

El dirigente 'popular' también quiere saber si Sánchez piensa acudir a más eventos de ocio personal en avión oficial «a costa del contribuyente» aunque, de entrada, ya pide al Ejecutivo que detalle todos los gastos del traslado a Castellón, incluido los del viaje de vuelta, si se utilizó el mismo medio de transporte oficial.

Otra vez el helicóptero

También el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, se ha referido en su cuenta personal de Twitter a este desplazamiento del presidente. «Helicóptero para ir de Moncloa a Torrejón, Falcón para ir a un concierto en Castellón, exhibición hortera del uso de lo público para promoción personal pagada con el dinero de los españoles. A la vez petición de más deuda, más déficit, más gasto público y más impuestos. Así no», ha escrito.

Precisamente, en otro de los interrogantes, Bermúdez de Castro pregunta al Gobierno sobre si Sánchez volvió a utilizar el helicóptero Superpuma para desplazarse de La Moncloa a la base aérea de Torrejón de Ardoz «o en esta ocasión se sirvió de medios de transportes más económicos para tan corto trayecto».

Hace unos días, el PP ya censuró que el presidente utilizara el helicóptero para acudir a Torrejón antes de subirse a un avión de la Fuerza Aérea Española que le trasladó a Bruselas, un viaje que motivo unas fotografías muy cuestionadas.