Pablo Casado y José Luis Martínez Almeida, en el Ayuntamiento de Madrid - EFE | Vídeo: EP

El PP refuerza su liderazgo en el centro-derecha por los pactos locales y la reconquista de Madrid

El centro-derecha recupera capitales gobernadas en los últimos cuatro años por los populistas y la extrema izquierda

MadridActualizado:

El centro-derecha ha recuperado poder este sábado frente a la izquierda, gracias a los pactos sellados entre el PP, Ciudadanos y Vox, que han logrado quedarse con Alcaldías que habían tenido los populistas en los últimos cuatro años, como Madrid y Zaragoza. La reconquista de la Alcaldía de Madrid ha reforzado el liderazgo de los populares en el centro-derecha. «El PP es la verdadera alternativa», ha subrayado Pablo Casado.

El Partido Popular ha conseguido el poder municipal en Madrid, Zaragoza, Málaga y Murcia, cuatro de las ocho grandes capitales de provincia españolas, aunque se ha quedado sin alguna plaza simbólica, como Melilla, después de que el único representante de Ciudadanos se quedara con la presidencia de la Ciudad Autónoma tras pactar con Coalición por Melilla y los socialistas.

Tras las elecciones municipales del 26 de mayo, en las que ganó el PSOE de forma global, el centro-derecha solo tenía alguna posibilidad de mantener el poder local si unía sus fuerzas. La fragmentación del voto resultó letal.

Desde el PP, Ciudadanos y Vox ha buscado alianzas que les ha permitido lograr las Alcaldías en ciudades como Almería, Córdoba, Teruel, Santander, Salamanca, Palencia, Badajoz, Orense o Alicante. El centro derecha también se ha hecho con el poder en ciudades como Granada.  

Los pactos de centro-derecha, que han expandido su poder local, han tenido como excepción Castilla-La Mancha, donde Ciudadanos ha optado por el PSOE como socio preferente. Ambos gobernarán en Ciudad Real y Albacete, dos años cada uno. mientras que el partido de Rivera ha apoyado a los socialistas en Guadalajara para obtener la Alcaldía.     

Las alianzas de PP, Ciudadanos y Vox han tenido algunas excepciones, donde se han producido «incumplimientos» de lo pactado. Ha ocurrido en Burgos, donde estaba previsto que gobernara Ciudadanos, pero Vox en el último momento de desentendió del acuerdo y permitió que la Alcaldía fuera para el PSOE. En Huesca, Ciudadanos tampoco cumplió lo pactado, y un voto en blanco quitó la Alcaldía al PP y se la dio al PSOE. El PP ha anunciado mociones de censura en ambas ciudades.