El PP quiere que el Parlamento andaluz investigue el «caso Estepona»

El Partido Popular andaluz cree que el «caso Estepona» es la gota que ha rebosado el vaso y, por ello, su presidente, Javier Arenas, se ha mostrado partidario de que en el Parlamento andaluz se

J. A. MADRID.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Partido Popular andaluz cree que el «caso Estepona» es la gota que ha rebosado el vaso y, por ello, su presidente, Javier Arenas, se ha mostrado partidario de que en el Parlamento andaluz se constituya una comisión de investigación sobre los delitos urbanísticos descubiertos en los últimos años en la Comunidad que gobierna Manuel Chaves. Se trata, en definitiva, de un nuevo escándalo de corrupción con un listado de implicados donde figuran, una vez más, militantes socialistas.

Ante la acumulación de tramas delictivas, Arenas pone en la diana de sus críticas a Chaves, al que exige responsabilidades políticas, porque las «irregularidades, anomalías y corruptelas en el terreno urbanístico» evidencian con «toda nitidez que están fallando los controles urbanísticos».

En declaraciones a «Onda Cero», el presidente del PP-A señaló que, desgraciadamente, lo acontecido en Estepona no es «un hecho aislado» y «lo peor es que sufre la imagen de Andalucía, que es una tierra de primera que puede aspirar a todo, mientras que asuntos de estas características no nos benefician en absoluto».

En su opinión, el alcalde de Estepona, el socialista Antonio Barrientos -detenido-, era un «hombre de confianza» en la dirección del PSOE-A. Y en este sentido subrayó que Barrientos siempre ha tenido el respaldo de los socialistas.

En el Congreso, el Grupo Popular presentará una serie de medidas contra la corrupción urbanística, dirigidas a conseguir más transparencia, agilidad en los procedimientos y disminución de la discrecionalidad. El PP propondrá que los bienes incautados se destinen a políticas sociales. La portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, ha expresado su «inquietud» por la envergadura del caso y ha exigido explicaciones al PSOE.

Mientras el juez y la Policía profundizan en las actividades de la trama de corrupción asentada en Estepona, la ministra de Administraciones públicas, Elena Salgado, se limitó a decir que el Gobierno de Zapatero «de momento» no se plantea la disolución del consistorio.