La ministra Dolores Delgado y su antecesor, Rafael Catalá, encargados de la negociación para renovar el CGPJ
La ministra Dolores Delgado y su antecesor, Rafael Catalá, encargados de la negociación para renovar el CGPJ - EFE

El PP pone el foco en magistrados del TC para presidir el Supremo

Cree que Martínez-Vares o Ricardo Enríquez pueden ser nombres de consenso

MadridActualizado:

En la recta final de la renovación del Consejo General del Poder Judicial, y con la presidencia del órgano de gobierno de los jueces (que es la misma que la del Supremo) todavía en el aire, el PP se plantea poner sobre la mesa los nombres de magistrados del Tribunal Constitucional para desempeñar la jefatura de la más alta instancia jurisdiccional del país. Suenan en concreto Santiago Martínez-Vares y Ricardo Enríquez, pero también el exmagistrado del TC y hoy miembro de la Sala Tercera del Tribunal Supremo Jorge Rodríguez Zapata. Los populares quieren para este cargo a un profesional de larga trayectoria y experiencia que tenga el respeto de la carrera y que sea capaz de gobernar 17 tribunales superiores de justicia, 51 audiencias provinciales, cinco presidencias de sala del Tribunal Supremo y sobre los 20 vocales del CGPJ.

Como informó ABC en su edición del viernes, Gobierno y PP tienen la «firme intención» de que la renovación del Consejo, que implicará la salida de Carlos Lesmes, se haga en plazo, por lo que no se impondrán vetos en las propuestas de ambas partes en los cupos de jueces y juristas. En total hay que elegir a doce jueces que previamente han sido preseleccionados por la carrera (bien a través de asociaciones bien con avales de sus compañeros) y a ocho juristas.

Ejecutivo y populares -con nacionalistas, Podemos y Ciudadanos fuera de la negociación (los de Rivera, por decisión propia)- han acordado el reparto equilibrado de vocales (diez y diez) y una presidencia consensuada para la que el Gobierno insiste en una mujer. Parten como favoritas la vicepresidenta del TC Encarnación Roca y las magistradas del Supremo Ana Ferrer (Sala Penal), Pilar Teso (Sala de los Contencioso-Administrativo) y Lourdes Arastey (Sala Social).

Cuenta atrás

Por lo pronto, mañana termina el plazo ya improrrogable para que ambas partes presenten sus candidatos por el cupo de juristas. Como adelantó ABC, en el caso del PP, parece claro que entre los nombres propuestos estarán el del presidente de los Procuradores, Juan Carlos Esteve, el del abogado y exdiputado José Miguel Castillo, y el de la fiscal superior de Cantabria, Pilar Jiménez Bados.

Por parte del PSOE, además de la fiscal especialista en violencia de género Pilar Fernández, se da por hecha la presencia en la lista del juez de Bilbao Diego Íñiguez, y también es casi segura la de José Ricardo de Prada, el ponente de la sentencia de Gürtel cuyas cuestionadas afirmaciones pusieron en bandeja la moción de censura que se saldó con el cambio de gobierno. Como informó ayer este diario, De Prada intentó ir en la lista del medio centenar de jueces candidatos a vocal, pero la Comisión Permanente del CGPJ vetó esta posibilidad en septiembre, al negarle su reingreso activo en la carrera, circunstancia imprescindible para ser designado en el cupo de juristas. Cuando el CGPJ examinó su idoneidad, De Prada estaba en situación de servicios especiales en el Tribunal Penal Internacional.

Esta, es por tanto, la única posibilidad que tiene este juez, del entorno de Garzón y amigo de la ministra Delgado, de acceder al Consejo del Poder Judicial. A medida que pasan las horas parece claro que sí será propuesto por el Ejecutivo de Sánchez.

La incógnita de Andreu

Respecto a los candidatos a vocal por el cupo de jueces, otro amigo de la ministra Delgado, Fernando Andreu, tiene posibilidades de ser elegido a propuesta del PSOE, siempre y cuando el Gobierno deje a un lado los temores que le llevaron a descartarlo como secretario de Estado de Justicia pese al empeño de Delgado: la amenaza de que puedan salir nuevas grabaciones de Villarejo comprometedoras para el juez de la Audiencia Nacional, también del entorno de Garzón.

Los magistrados de la Sala Tercera del Supremo José María del Riego y Ángel Arozamena; el juez de lo Mercantil José María Fernández Seijo, o Inmaculada Montalbán (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) serán propuestos también por el PSOE. La juez de Canarias y exdiputada de Podemos Victoria Rosell también tiene muchas posibilidades.

Por parte de los populares y en este mismo cupo (de jueces), son fijos el magistrado de la Sala Tercera del TS José Antonio Montero, la de la Audiencia Provincial y exdirectora de la Escuela Judicial Gema Espinosa -mujer del juez Llarena- o la juez de Sevilla Reyes Vila.