Alejandro Fernández, presidente del PP en Cataluña
Alejandro Fernández, presidente del PP en Cataluña - Pep Dalmau

El PP lanza un «revulsivo anímico»: revitalizar el constitucionalismo

Alejandro Fernández busca a 22 entidades y 50 personalidades

Daniel Tercero
BarcelonaActualizado:

Veintidós entidades y cincuenta personalidades constitucionalistas de Cataluña están recibiendo estos días una carta del presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, para «impulsar la redacción del Libro Blanco Cataluña en libertad que pretende ser la respuesta democrática al Programa 2.000 de construcción nacional iniciado por Jordi Pujol en 1990». El objetivo de la iniciativa es rearmar ideológicamente al mundo constitucionalista catalán y prepararlo para afrontar el postprocés, etapa en la que se entrará políticamente en Cataluña tras la sentencia del Tribunal Supremo, que juzga a los líderes (no fugados) del procés, prevista para el próximo otoño.

En la misiva, a la que ha tenido acceso ABC, se recuerda a las entidades y personalidades remitentes que el citado Programa 2.000 «se diseñó para controlar la administración, la educación, los medios de comunicación públicos y privados, y todas las entidades sociales y culturales de Cataluña con el objetivo de cultivar el odio a España y lograr la secesión». Un proyecto nuclear del pujolismo que, según Fernández, ha obtenido a lo largo de los años «bastante éxito».

Esta respuesta de la sociedad civil no nacionalista, que los populares quieren pilotar, debería servir «para definir una estrategia conjunta» y «representar un revulsivo anímico de todo el constitucionalismo en Cataluña»; cuyo fin último sería, señala el líder del PP catalán en la carta enviada, «revertir la lamentable situación que sufrimos los catalanes en el periodo de tiempo más breve posible».

Entre las entidades que están recibiendo las cartas se encuentran, por ejemplo, la Asociación por la Tolerancia, Impulso Ciudadano, Societat Civil Catalana, Convivencia Cívica Catalana, la Asamblea por una Escuela Bilingüe, Espanya i Catalans y Club Tocqueville, asociaciones que en los últimos años han liderado la resistencia civil al nacionalismo catalán.

Por su parte, algunas de las personalidades a las que se les ha pedido la colaboración, entre la cincuentena de las que están recibiendo la misiva, apuntan desde la dirección del PP catalán, son Jordi Canal, Valentí Puig, Andreu Jaume, Rafael Arenas, Félix Ovejero, Josep Maria Castellà, Núria González y Pablo Nuevo.

Una vez se obtenga la respuesta de las entidades y las personalidades consultadas, el PP catalán preparará un acto de presentación del proyecto -que esta semana avanzó el propio Fernández a la prensa- y cuya presentación en público no debería ser más tarde de la próxima Diada del 11 de septiembre. Finalmente, Fernández cuenta con tener editado el libro blanco antes de final de año, para que se convierta en un punto común denominador para las entidades y los partidos constitucionalistas de Cataluña.

La idea de crear este libro blanco de los que no son independentistas surgió de Cayetana Álvarez de Toledo -según fuentes populares consultadas por este diario-. Durante un encuentro con juristas barceloneses durante la pasada campaña electoral de las elecciones generales de abril, la entonces candidata por Barcelona planteó la idea que el líder del PP catalán hizo suya y ahora quiere llevar a cabo.

A falta de conocer los nombres de las personas que se responsabilizarán de las tareas de elaboración del documento, la estructura la formarán un coordinador de todo el proyecto y un responsable por cada área de trabajo, que sobre el papel serán cuatro.