El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ayer en la sede nacional del partido
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ayer en la sede nacional del partido - Jaime García

El PP exige al PSOE que recule en La Rioja y se deje de «disparates»

El sindicato mayoritario de funcionarios CSIF dio ayer la voz de alarma

MadridActualizado:

En Génova no salían ayer de su asombro ante la pretensión del PSOE de equiparar el euskera con el castellano en el Estatuto de Autonomía de La Rioja, como informó ayer ABC. La noticia resultó tan impactante que se trató en la reunión semanal de la dirección de los populares. En rueda de prensa, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, pidió a Pedro Sánchez que se deje de «disparates» y recule en aquella comunidad autónoma, donde se ha abierto el debate sobre la modificación de su Estatuto y con ello, la barra libre de ocurrencias de los partidos.

El PSOE está en minoría en La Rioja, incluso con Podemos, por los que sus enmiendas sobre el euskera no tienen futuro. Además, la reforma de la ley tendría que pasar luego por el filtro de las Cortes Generales. Pero la intención de los socialistas, plasmada en sus propuestas, ha sido suficiente para desatar la polémica. Hasta el sindicato mayoritario de los funcionarios riojanos, CSIF, dio ayer la voz de alarma.

El número dos del PP reclamó a Sánchez que deje de introducir en la política española problemas donde no los había. El dirigente de los populares pidió al presidente del Gobierno que «recule», que no ceda más ante el nacionalismo y el independentismo y no introduzca más «disparates en la política española». «Está rebajando España, diluyéndola, creando polémicas artificales. A cada oportunidad que surge, Sánchez se postra ante los independentistas», añadió. A partir de ahí, remarcó que el PP es el único partido que puede garantizar la defensa de la igualdad de todos los españoles.

El presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, ha acusado al PSOE de «crear un debate estéril y de crear problemas donde no los hay» con la enmienda a la reforma del Estatuto de Autonomía riojano sobre el euskera, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista. Su antecesor en el cargo, Pedro Sanz, denunció la propuesta socialista como un «experimento» que «no lleva nada más que a enemistar, dividir, provocar y destruir».

Tampoco salían ayer de su asombro en la dirección nacional de Ciudadanos, partido que ha emprendido una cruzada parlamentaria para garantizar que el castellano sea lengua vehicular en toda España, es decir, que cualquier niño pueda matricularse en la lengua común. El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, acusó a Pedro Sánchez de «arrodillarse» ante el nacionalismo vasco, atribuyendo este movimiento a «otra concesión» al PNV. «El sanchismo es especialista en crear problemas donde no los hay» y con esta propuesta «se vuelve a arrodillar ante las reivindicaciones de los nacionalistas, en este caso vascos», señaló a los periodistas tras la ejecutiva.

«No se va a hablar euskera»

El secretario general del PSOE riojano, Francisco Ocón, aseguró que «en La Rioja no se habla euskera en ningún lugar desde hace 600 años, ni se va a hablar euskera, ni se va a incluir en educación ni en ningún otro lugar». Lo que pretenden, según dijo, es «combatir el uso del euskera como un elemento separador, recordando lo que es, una lengua española más».

«En La Rioja tenemos algo que no tiene nadie más: que en el mismo códice escrito en San Millán de la Cogolla estén las primeras frases en euskera junto con las primeras en castellano», subrayó Ocón. Y defendió «poner en valor esa historia y que las lenguas sean un elemento de unión, y no de separación, como se ha hecho durante muchos años en Euskadi y como se hace ahora en Cataluña».

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de La Rioja, sindicato más representativo en las administraciones públicas, se ve «con honda preocupación» este gesto del PSOE y se aboga por la defensa del español como idioma común y elemento integrador de todo el territorio.

Pese a las explicaciones socialistas este sindicato recuerda que el PSOE pide protección para el euskera hasta en tres ocasiones de las enmiendas presentadas a la reforma del Estatuto de La Rioja, «y expresamente en su artículo 9.1 donde dice textualmente que La Rioja considera la lengua española y el euskera como un elemento esencial de su acervo cultural, constituyéndose así como lugar d’e encuentro de todas las lenguas españolas». «Es decir, sitúa al mismo nivel la lengua española y el euskera», concluye CSIF.

En cambio, en Podemos La Rioja la idea no disgusta. Su secretario general, Kiko Garrido, considera «absurdo» el debate en torno a las enmiendas. «El euskera forma parte del acervo histórico y de la región», explica Garrido, que no ve ningún problema en las propuestas socialistas.

«Queremos pensar que el PSOE intenta normalizar de alguna forma la propiedad de las lenguas, y que se conviertan en patrimonio toda España», expresó ayer el riojano.