El PP destripa las «mentiras» de Zapatero en su carta a los votantes

E. M. | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El PP está dolido por las «mentiras» que el presidente del Gobierno y el candidato socialista, Juan Fernando López Aguilar, introducen en la carta que han dirigido a sus posibles militantes para instarles a votar el próximo 7 de junio. Si ayer la «número dos» del partido, María Dolores de Cospedal, se lamtentaba amargamente por referencias engañosas como que el «PP utilizaría como fórmula para salir de la crisis la bajada de las pensiones», hoy la dirección de Génova ha remitido un comunicado en el que denuncia la «desfachatez» de Zapatero al enviar una carta abierta a los españoles en las que «miente y abochorna a los ciudadanos y se descalifica a sí mísmo».

Los populares se quejaron de que Zapatero haga alusión a que si fuese por la derecha, se habría aprobado la directiva de las 65 horas laborales en Europa, cuando ayer Rajoy ya replicaba que los populares europeos frustraron esta iniciativa promovida por el Gobierno laborista de Gordon Brown, en Gran Bretaña. «Lo burdo de estos embustes demuestra el desprecio de Zapatero por el pueblo español, al que piensa que se le engaña fácilmente», insiste hoy el PP. «El Partido Popular votó en contra. Primera mentira». Segunda mentira, a juicio de los populares, que dice la derecha: «La directiva de las 65 horas fue propuesta por un comisario socialista, a instancias de un Gobierno de izquierdas como el británico, y rechazada en un Parlamento Europeo en el que los grupos de centro-derecha son mayoritarios». La carta de Zapatero recogía que se hubiese aprobado la iniciativa si la derecha gobernase en la Eurocámara.

La herida en la sensibilidad popular

La cuestión que más daña la imagen del PP y que más ha herido la sensibilidad popular es la pérdida de derechos sociales a cargo del Partido Popular, ya que según afirma la misiva en la que estampan su firma Zapatero y López Aguilar: «No es verdad, como pretenden el PP y la derecha europea, que para la economía se recupere sea necesario facilitar los despidos, bajar los salarios y las pensiones, desproteger a los desempleados y debilitar la educación pública y la sanidad». Tercera mentira y replica el PP: «Con el Partido Popular no retroceden los derechos sociales, ni proponemos facilitar los despidos, ni bajar los salarios y las pensiones ni debilitar la sanidad y la educación públicas», toda vez que los populares llevan a gala el bagaje de creación de empleo de los años de gobierno del PP con José María Aznar. Agregan los populares que, en su mandato, «se garantizó el poder adquisitivo de las pensiones por ley, se pasó de una Seguridad Social quebrada que no podría pagar la paga de Navidad de 1996 a una Seguridad Social con superávit y se creó el Fondo de Reserva. Se subieron las pensiones a las viudas, se mejoraron los derechos sociales de los autónomos y se bajaron los impuestos a todos».

En su descargo, el PP sostiene que fue el ex ministro de Economía Pedro Solbes quien defendió la contratación de planes de pensiones privados porque la Seguridad Social no garantizaba la prestación y fue el Partido Socialista quien, en 1992, redujo las prestaciones por desempleo y, en 1994, hizo que los parados pagasen impuestos».

Más cercano a la actualidad, para el PP es defraudante que el PSOE arremeta contra sus propuestas anticriris, cuando las socialistas pasan por subir los impuestos a quienes compran una vivienda, llenar de deudas las arcas públicas, subir el recibo de la luz a las familias y emprseas, mientras la realidad económica estriba en el cierre de 20.000 empresas al mes.