Ana Pastor, Teodoro García Egea y Pablo Casado - EFE | Vídeo: EP

El PP registra una ley para prohibir indultos por rebelión o sedición

Los populares denunciarán a Batet por prevaricación si no suspende de inmediato a los presos golpistas

MadridActualizado:

El Partido Popular quiere adelantarse a la posibilidad de que el Gobierno indulte a los responsables del «procés» si hay sentencia condenatoria. Teodoro García Egea, secretario general de los populares, ha registrado este mediodía en el Congreso una proposición de ley para prohibir los indultos por rebelión y sedición.

Ni Pedro Sánchez ni ninguno de sus ministros ha descartado públicamente esta posibilidad, algo que enciende las alarmas en el PP, pero también en Ciudadanos (Cs) y en Vox.

Con esta propuesta, el PP busca forzar a los socialistas a posicionarse, así como intentar que reconsideren su actual ambigüedad y se comprometan a reformar la legislación actual para evitar un perdón a los presuntos comisores de dos de los delitos más graves del Código Penal.

«Hay una honda preocupación en la sociedad española», ha afirmado García Egea, quien ha solicitado poner fin a »espectáculos dantescos y bochornosos» con la fórmula empleada por los separatistas para «acatar» la Constitución.

La paciencia de los partidos constitucionalistas, ante la sospecha de un pacto oculto entre Sánchez y los independentistas, empieza a agotarse. Solo unas horas antes de ir al Congreso para evitar futuros indultos, García Egea anunció que el PP denunciará a Meritxell Batet por prevaricación y desobediencia si no suspende de forma inmediata a Junqueras, Turull, Rull y Sánchez como diputados.

El secretario general del PP hizo anuncio en un acto público en Madrid junto al candidato al Ayuntamiento de la capital, José Luis Martínez-Almeida. El número dos de Casado ha calificado de «ignominioso» que Sánchez dijera a Junqueras « no te preocupes», después de que el preso se acercara a él, le saludara y le dijera que tenían que hablar.

García Egea cree que la respuesta a Sánchez es un «desacato» a la Justicia. Los populares han denunciado la existencia de un pacto oculto entre el PSOE y los independentistas, que consistiría en cambiar escaños para la investidura de Sánchez por indultos.

El líder de los populares ha puesto en marcha una ofensiva política, parlamentaria y judicial para frenar lo que considera un «ultraje» a España y sus instituciones democráticas por parte de los independentistas, con la «connivencia» de Sánchez y Batet.

Entre otras medidas, el PP ha pedido que se revisen una a una todas las fórmulas de acatamiento de la Constitución que se emplearon el martes en el Congreso, para comprobar si son válidas y si los independentistas han adquirido la condición de diputados.