El PP denuncia que el Gobierno adjudicó 300 millones a una empresa del «caso Gürtel»

MANUEL CONEJOS | VALENCIA
Actualizado:

La sesión de control del presidente valenciano, Francisco Camps, en el Parlamento autonómico estuvo marcada de nuevo ayer por el «caso Gürtel», que ha centrado todos estos meses la estrategia de la oposición por lo que supone de desgaste para el Gobierno popular, y que también se ha convertido en un dolor de cabeza para el jefe del Ejecutivo valenciano. Camps, que repitió casi al milímetro los mismos argumentos de las semanas anteriores, sí introdujo esta vez una novedad relevante en su discurso: en su opinión, los de la «trama Gürtel» son, en realidad, amigos del Gobierno. Los populares aportaron un ejemplo: desde 2004, cuando llegó al poder Rodríguez Zapatero, y hasta julio pasado, el Gobierno central ha adjudicado a la empresa Teconsa, una de las investigadas en el sumario, obras por valor de casi 300 millones de euros.

El contraataque de Camps se produjo después de que el portavoz socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, mentara a su mujer y a su familia como mensajeros de la trama. El presidente valenciano replicó con contundencia: «Esos pretendidos amigos míos (los de la trama) son en realidad amigos de La Moncloa y este año les han adjudicado muchas obras».

La bancada popular, que ha vivido momentos muy complicados desde que se conoció el escándalo, estalló en ese momentos en aplausos. Era la primera vez que Camps lanzaba una acusación como esa contra el Gobierno, que apoyaba además en la conversación, ya conocida, que figura en el sumario instruido por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Una «amiga» en Moncloa

Se trata del diálogo que mantuvieron el líder de la trama, Francisco Correa, y el constructor leonés, José Luis Martínez Parra, responsable de la constructora Teconsa, en el que éste le comenta que ha visitado a una «amiga» en Moncloa (asesora de Rodríguez Zapatero) que le ha prometido «echarle una mano» en temas de adjudicaciones.

El jefe del Ejecutivo valenciano no se detuvo en más detalles -se encargó de aportarlos posteriormente el PP-, aunque sí exigió a los socialistas que le pidieran perdón porque «los jueces archivaron todas la barbaridades de las que ustedes me acusaban». Además, defendió la «transparencia» de las adjudicaciones de la Generalitat de las que siete de cada diez se hacen mediante concurso público, frente a las «cuatro de cada diez» del Gobierno de Zapatero o las «dos de cada diez» del último Gobierno socialista en la Generalitat Valenciana.

El vicepresidente económico, Gerardo Camps, sí insistió en la conversación entre Correa y Martínez Parra, que leyó íntegramente y provocó un agrio enfrentamiento dialéctico desde los escaños de los diferentes grupos de la Cámara.

En total fueron 45 millones de euros los que la empresa de Martínez Parra, Teconsa, ha recibido del Gobierno central desde que Martínez Parra fue a la Moncloa. Pese a ello, ha presentado suspensión de pagos después de reconocer una deuda de 204 millones de euros.

Teconsa fue adjudicataria el pasado 24 de abril de las obras de la autovía A-73 entre Burgos-Aguilar de Campo, en la provincia de Palencia, en el tramo entre Bascones de Valdivia-Aguilar, por importe de 32.144.882 euros.

Por importe menor, le siguen la adjudicación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de las obras de construcción de dos edificios técnicos en Cubillos del Sil, de fecha 4 de marzo de 2009; otra del MARM, por 2.721.880 euros para las obras de reparar el firme de los caminos de servicio y modernizar la actual red de riego de la zona regable del Alagón (Cáceres), de fecha 6 de abril y una tercera por 1.720.744 euros para la ejecución de las obras del proyecto de actuaciones para la regeneración medioambiental y control de las avenidas en la cuenca baja del río Odra (Burgos).

Formando una UTE con otras dos compañías, resultó adjudicataria el 24 de abril del contrato de obras complementarias del Corredor Norte-Noroeste de Alta velocidad, eje Orense-Santiago, en el subtramo Silleda del tramo Lalín-Santiago, por importe total de 4.321.997 euros.

Estas obras fueron adjudicadas con posterioridad a la visita de Martínez Parra a la Moncloa pero si atendemos a las adjudicaciones desde que José Luis Rodríguez Zapatero es presidente del Gobierno, la cifra se eleva a más de 250 millones de euros, un total de 77.977.335 euros en el año 2006; 169.860.752 euros en 2007 y 6.639.481 en 2008 (Ver el gráfico adjunto).

Fueron obras adjudicadas por los ministerios de Fomento, Vivienda, Medio Ambiente, Economía y Hacienda, así como diversas empresas y organismos públicos como AENA, Sepes o Confederaciones Hidrográficas. También en la Comunidad Valenciana fueron adjudicatarios de un PAI en agosto de 2008.

La visita del Papa

Además, hace unas fechas, el diario «El País» adelantaba que Teconsa hizo un «colosal negocio» con los gastos de sonorización para dar cobertura a la visita de Benedicto XVI a Valencia, en 2006. El mencionado diario, que señalaba que la referida empresa no tenía ninguna experiencia en el sector, daba cuenta de los pagos que por este proyecto aparecían en la documentación requisada en un piso que el cerebro de la trama «Gürtel» tenía en Madrid.