Los portavoces autonómicos del PP se reunirán para fijar los límites de las reformas de los Estatutos

EP
Actualizado:

MADRID. El PP va a reunir en Madrid, el próximo viernes, a todos sus portavoces en los Parlamentos autonómicos para explicarles los límites y estrategia del partido ante las reformas estatutarias y del sistema de financiación que se han puesto en marcha.

Dicha reunión está promovida por el área de política autonómica de la organización, que dirige Soraya Sáenz de Santamaría. Sin embargo, este encuentro tiene una especial trascendencia, dado que se produce después de que el presidente del partido, Mariano Rajoy, aprovechara una reciente Junta Directiva Nacional para marcar su doctrina básica ante el proceso reformista.

Rajoy ya avisó de que no apoyará en ningún caso un texto estatutario que pretenda limitar la legislación básica del Estado, ni que utilice la vía del artículo 150.2 de la Constitución para asumir competencias exclusivas del Estado, puesto que no ve necesario impulsar un nuevo proceso de traspaso de competencias, «salvo en casos muy justificados». Tampoco dará su visto bueno, avanzó, a los proyectos que aboguen por modificar leyes orgánicas del Estado.

Igualdad y solidaridad

Así, en la reunión del viernes se repasarán los límites ya marcados por el presidente del PP y se recordará, además, que el principal partido de la oposición no dará su visto bueno a propuestas que sobrepasen el límite constitucional o que no respeten los principios de igualdad y solidaridad entre españoles.

Se analizarán, al tiempo, las singularidades concretas que pueda presentar cada comunidad autónoma y se apostará en este y otros aspectos por seguir el «modelo valenciano» y aceptar únicamente que queden registrados los derechos y deberes vinculados directamente a una administración autonómica determinada.

Además de en materia estatutaria, los «populares»

La presentación oficial de una propuesta de financiación por parte del presidente balear Jaume Matas levantó polémica en el PP, especialmente después de las críticas que se habían lanzando contra el gobierno de Cataluña por presentar un modelo fuera del Consejo de Política Fiscal.