Los populares ven «inaceptable» el Plan de Vivienda, que para el PSOE es «el más ambicioso de la historia»

Actualizado:

S. B.

LOGROÑO. Inaceptable y ambicioso. Son los términos en los que se mueven el PP y el PSOE de La Rioja para calificar el nuevo Plan de Vivienda del Ministerio. El secretario general del PP riojano, Carlos Cuevas, tachó ayer de «inaceptable y malo» el documento, ya que «rebaja las ayudas para los riojanos entre 6.000 y 9.000 euros» y «aumenta el precio de la vivienda protegida en un 5,5 por ciento como mínimo».

Para Cuevas es un plan «indefendible», en alusión a la postura favorable de los socialistas, y que perjudica a los ciudadanos con menos recursos. Criticó también que «nos hayan metido los minipisos» y que «apueste por el alquiler, con menos ayudas». «El presupuesto del plan sube -añadió- , pero no pretenderán que creamos que van a gastar esa cifra, porque el Gobierno del PSOE no es de fiar». Además, el PP considera que el Plan de Vivienda «invade las competencias autonómicas en temas como el periodo para desclasificar la VPO». «Nosotros entendemos que una vivienda digna es una en propiedad, con metros cuadrados suficientes para el desarrollo de la persona, y con un esfuerzo no superior al 30 por ciento de la renta», dijo Cuevas. «Es un plan menos social que el anterior. Para este viaje no hacían falta alforjas, estábamos muchísimo mejor con el plan anterior. Se ha perdido una buena oportunidad», insistió.

Por el contrario, el secretario general del PSOE de La Rioja, Francisco Martínez-Aldama, calificó ayer el documento como «el más ambicioso, consensuado y social de la historia de España», que prevé «720.000 pisos en cuatro años». Según Aldama, estas cifras «suponen un 63 por ciento más que con el anterior plan del PP, con una financiación total de 6.822 millones, más del doble que el presupuesto que pensaba destinar el anterior Gobierno». El socialista cuestionó las opiniones del PP, del que dijo que «debería abandonar la demagogia», pues «la normativa de la Comunidad reconoce los pisos de 30 metros desde hace tres años y hace poco el consejero de Vivienda visitó unos pisos en Alfaro de 44 metros».