Policía y Guardia Civil compartirán bases con la Policía Local de cuatro pueblos navarros

A.LARDIÉSPAMPLONA. El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, pasó ayer por Pamplona para suscribir un acuerdo de colaboración por el que la Policía Nacional, la Guardia Civil y las

Actualizado:

A.LARDIÉS

PAMPLONA. El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, pasó ayer por Pamplona para suscribir un acuerdo de colaboración por el que la Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías locales de Ansoáin, Burlada, Cintruénigo y el Valle de Egüés usarán conjuntamente sus bases de datos en la lucha contra la delincuencia, de forma que podrán poner en común información sobre requisitorias judiciales y personas desaparecidas, así como vehículos sustraídos y objetos de interés policial.

Los convenios firmados ayer vinculan al Ayuntamiento de Burlada con el Cuerpo Nacional de Policía y a los otros tres consistorios con la Guardia Civil. Antonio Camacho afirmó que estos convenios permitirán «agilizar y potenciar la efectividad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estados y de las policías locales». El secretario de Estado de Seguridad añadió que estos acuerdos servirán para que la Comunidad foral se mantenga entre las regiones con un índice de delincuencia más bajo, «casi veinte puntos por debajo de la media nacional, y en la mitad de la tasa de delincuencia de la UE».

Casi 50.000 habitantes

Los cuatro ayuntamientos representan a casi 50.000 habitantes y se suman a los municipios de Berriozar, San Adrián y Peralta, que ya suscribieron a lo largo de la legislatura este convenio. Camacho afirmó que «la colaboración entre los ayuntamientos e Interior, un modelo de responsabilidad compartida, es el mejor ejemplo de que la política de seguridad sólo ha de tener un objetivo, mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos».

Además de compartir las bases de datos, Policía y Guardia Civil impulsarán con los municipios las Juntas Locales de Seguridad, en las que se elaborará en el plazo de seis meses un Plan Local de Seguridad que recoja los problemas en el ámbito municipal. Los tres cuerpos utilizarán conjuntamente las oficinas de denuncia y de atención al ciudadano, con el fin de optimizar los recursos humanos. Por su parte, el delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa, destacó que «estos convenios se desarrollan en el marco de un proceso de mejora constante, desde una especialización policial progresiva, para responder a las nuevas formas de criminalidad».