Plano del Autogiro «Sistema Cierva» expuesto en el Archivo Histórico de la Región de Murcia - EFE / Vídeo: Recuperan cientos de archivos del fondo documental de Juan de la Cierva

La Policía halla el proyecto original del autogiro de De la Cierva

Se perdió hace 20 años en manos de otro De la Cierva, que ha tenido que entregar el material

Actualizado:

A 1922 se remonta el primer vuelo del autogiro, un aparato que su inventor, Juan de la Cierva i Codorníu (Murcia, 1895), había conseguido perfeccionar en su cabeza mientras asistía a la ópera un año antes y tras tres prototipos fallidos que nunca despegaron. El ingenio, considerado precursor del helicóptero y uno de los grandes avances de su época, fue profusamente estudiado por su creador, que reflejó en numerosos proyectos, ensayos, planos o fotografías el fruto de su imaginación. Los documentos luego se incorporaron al archivo de su acomodada familia, heredera orgullosa del legado de quien fuera ministro de Gobernación, Guerra, Hacienda y Fomento durante el reinado de Alfonso XIII: Juan de la Cierva y Peñafiel, padre del hombre que hizo volar una aeronave suspendida de rotor con cuatro aspas.

Estos papeles originales del autogiro llevaban 20 años en paradero desconocido, hasta que este miércoles, la Policía Nacional los recuperó en Santiago de la Ribera (Murcia), concretamente de la vivienda de Carlos Artíñano de la Cierva, nieto del único hermano del inventor según ha precisado a ABC la familia y quien a su vez fuera secretario de la Fundación del mismo nombre constituida en 1982 y subvencionada por el Estado para gestionar todo ese archivo cuya titularidad es pública. «Tuvimos constancia de que esos documentos habían sido presentados en conferencias en el extranjero y ese fue uno de los hilos a partir de los que se abrió la investigación», explica a este diario Fernando Porcel, jefe de la Brigada de Patrimonio Histórico que ha intervenido junto con la Jefatura Superior de Policía de Murcia en la recuperación de este material de gran valor y que -asegura- ha sido encontrado «en bastante buen estado».

Entre otros, indica, hay 145 fotos, manuscritos «de puño y letra» del inventor y los registros de las patentes en 21 países, tales como Japón o EE.UU.

La pista de este fondo relativo al autogiro se perdió en 1998 junto con el resto del archivo familiar cuando el secretario, también depositario, los trasladó sin decir dónde. Se cree que para hacerlo pudieron moverle razones no económicas, sino de vínculo sentimental con la memoria documental de sus antepasados. No obstante, también fuentes de la familia han indicado a este diario que la intención del Artíñano era «vender» esos papeles, de modo que sí existiría un interés crematísitco en la ocultación.

En diciembre se localizó todo el fondo -«200 metros lineales de archivo», resume Porcel-, pero faltaban las carpetas del autogiro que, tras un registro en otra vivienda de Madrid que no dio resultados y algunas explicaciones sobre posibles responsabilidades después, terminó entregando De la Cierva. Se esta a la espera de ver si el juez emprende acciones contra él.

La Policía ha depositado los legajos y resto de documentos en el Archivo General de la Región de Murcia, donde se procederá a adoptar medidas de conservación y a su digitalización.