José Luis Ábalos, ministro de Fomento - EP

Podemos y Fomento se intercambian los reproches por el fiasco del decreto del alquiler

Otros miembros del Gobierno aseguran que Podemos se ha quejado por falta de negociación mientras Fomento critica a la formación de Iglesias por haber dado largas durante semanas

MadridActualizado:

Después de los convulsos procesos vividos en torno a la renovación de RTVE y a la senda de déficit público, que el Ejecutivo terminó por resolver en segunda instancia, el Congreso de los Diputados asestó ayer al Gobierno de Pedro Sánchez su primera derrota parlamentaria a la hora de convalidar un Real Decreto-Ley.

Esta figura está siendo la más utilizada por el Gobierno para legislar. Una fórmula con la que está logrando legislar esquivando el control que PP y Ciudadanos tienen sobre la Mesa del Congreso. Pero el fracaso ayer a la hora de convalidar el Real Decreto-ley 21/2018 de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler supone un toque de atención en tanto que ha supuesto un fuerte choque entre el Gobierno y su principal socio, Unidos Podemos.

La derrota es la primera que sufre el Gobierno, que hasta el último momento trató de dar la vuelta a la situación. Sin embargo, desde Podemos cerraron desde primera hora del día la puerta a poder flexibilizar su decisión. Y se apuntaba a la «falta de voluntad» del ministro de Fomento, José Luis Ábalos. «No ha sido flexible en ningún momento», decían desde la formación.

Estas críticas a Ábalos se las ha transmitido desde Podemos a otros miembros del Gobierno que reconocían ayer que desde la formación populista les habían trasladado estas quejas, que vienen a censurar que el texto no se negociase con ellos antes de su aprobación por el Consejo de Ministros. Algo que algunos ministros recalcan que «al menos yo sí que hago».

Desde Fomento se rechazan absolutamente esas críticas: «No tienen ninguna base», aseguran desde el ministerio. Desde el equipo de Ábalos se asegura que «desde que se aprobó el Real Decreto les hemos pedido que nos reuniésemos y nos han dado largas. No hemos podido vernos hasta los últimos días».

En el equipo ministerial atribuyen esa actitud de Podemos al hecho de que es un asunto en el que tienen que manifestar una posición de fuerza y que por eso no han querido ceder en ningún punto: «En las negociaciones les hemos ofrecido la posibilidad de incluir las mejoras en forma de enmienda en la tramitación como proyecto de ley». Algo que Podemos rechazó, ya que solo aceptaba que las medidas para el control de precios se incluyese en el Real Decreto. Tras el debate, el ministro abandonó el pleno visiblemente molesto asegurando que no retiraría el texto como le demandaban desde Podemos: «No vamos a presentar un decreto tentativo cada mes», dijo Ábalos.

Aislar los PGE

No obstante, y a efectos de trasladar esta cuestión a una posible ruptura de cara a los Presupuestos Generales del Estado, desde la dirección de Podemos quitan trascendencia a la votación de ayer y subrayan que se trata de una desacuerdo «puntual». Insisten en que no peligran las líneas de negociación abiertas con el Gobierno ni tampoco los acuerdos alcanzados por lo que mantienen su apoyo a la aprobación de los nuevos Presupuestos que, insistieron, no se cuestiona. La formación morada hace hincapié en que no ha pretendido lanzar ninguna advertencia al Ejecutivo socialista ni ha buscado «humillarle» sino defender el cumplimiento de un acuerdo alcanzado por escrito que el Gobierno ha intentado esquivar. Su esperanza reside ahora en que el Ejecutivo socialista presente un nuevo decreto que contenga todas los puntos pactados, incluyendo la limitación de los precios del alquiler.

Es también la postura que defendió ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero: «Nada tiene que ver con la tramitación presupuestaria», dijo en los pasillos del Congreso, argumentando que «simplemente una formación entiende que hay medidas en materia de vivienda que tenían que ir incluidas en el decreto, mientras que el Gobierno entiende que tiene que ir en otro tipo de normativa». La titular de Hacienda, que ha sido la encargada de negociar con Podemos el preacuerdo de Presupuestos, manifestó que «no hay que darle mayor comprensión política ni doble lectura».

Desde el Gobierno se trasladaba ayer que han podido sacar adelante 24 de los 25 reales decretos que ha llevado al Congreso y que ello supone un 96 por ciento. Además aseguran que «tres de cada cuatro han recibido menos de cinco votos en contra». Desde Moncloa se muestran «satisfechos» con un balance y respecto al rechazo de ayer aseguran que ya se prepara una Ley Estatal de Vivienda.