Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellan su acuerdo presupuestario

Acuerdo de PresupuestosGobierno y Podemos rubrican un pacto de legislatura

Sánchez e Iglesias sellan su acuerdo de Presupuestos con planteamientos a años vista y entrando en materias que superan el espacio de los Presupuestos generales del Estado

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, han rubricado a primera hora de esta mañana un acuerdo que permitirá al Ejecutivo contar con los votos de la formación morada y sus confluencias para la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

[Lee el acuerdo completo entre Gobierno y Podemos (PDF)]

Después de que ayer las negociaciones entre Gobierno y Podemos avanzasen, el secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias, ha vuelto esta mañana a La Moncloa para sellar definitivamente el acuerdo presupuestario de 2019. Pero todo había quedado definitivamente sellado horas antes en un contacto entre ambos sin convocatoria a medios. La cita de esta mañana solo tenía como fin rubricar el acuerdo.

Sánchez e Iglesias han acordado entre otras medidas subir el salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros. El impacto presupuestario es de 340 millones de euros. Gobierno y Podemos han llegado finalmente a este pacto, pese a que en un principio Podemos exigía llegar hasta los 1.000 euros. El Gobierno era partidario de dejarlo en torno a los 850 y prolongar en dos años los plazos para cumplir con las demandas de Podemos.

Permisos de paternidad

El acuerdo presupuestario incluye también un aumento de presupuesto para el plan estatal de vivienda con mayor protección a los inquilinos y la posibilidad de que los ayuntamientos regulen los precios del alquiler. Entre los detalles que han estado ultimando hasta el final el jefe del Ejecutivo e Iglesias, se encuentra también la aprobación de los permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles, aunque en estas cuentas no se llegará a tanto sí se produce y mejoras para las ayudas en dependencia.

La reunión de hoy se produce después de que a última hora de ayer el presidente del Gobierno recibiera al líder de Podemos para terminar de definir el acuerdo presupuestario. El pacto se desbloqueó el miércoles después de intensas y continuas reuniones de los equipos negociadores, capitaneados por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con el secretario de Organización, Pablo Echenique, y la portavoz adjunta, Ione Belarra.

Ley Electoral

La posibilidad de la reunión de ayer se contemplaba desde el comienzo de la semana en ambos lados de la mesa de negociación. El viaje del presidente del Gobierno a Mallorca por las trágicas inundaciones alteró la previsión y el encuentro entre ambos líderes no se produjo hasta el final de la tarde, según adelantó la agencia Efe. Desde Podemos se insistía, no obstante, de que quedaban cosas por cerrar, y el Gobierno evitaba ningún anuncio oficial.

El documento firmado por Sánchez e Iglesias esta mañana es mucho más que un acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado. Por ejemplo, se acuerda trabajar en el desbloqueo de la propuesta del PNV para sacar adelante ya la ponencia que modifica la ley de seguridad ciudadana. También se comprometen Unidos Podemos y el Gobierno a «impulsar» la reforma de la Ley Electoral «con el objetivo de acabar con las trabas del voto rogado de las españolas y españoles en el exterior, y se establecerán listas cremallera». Además, se acuerda realizar un mailing electoral único. No hay acuerdo en cambio en el campo de la mejora de la proporcionalidad del sistema.

Pero haya más cosas que exceden de los Presupuestos, como la reivindicación de Podemos de combatir la ludopatía mediante una regulación más estricta de la publicidad de los juegos de azar: «Aprobar una regulación de la publicidad del juego de azar y apuesta en línea de ámbito estatal similar a la de los productos del tabaco», reza el documento.

Pensiones, vivienda e impuestos

El acuerdo garantiza la revalorización de las pensiones de acuerdo al IPC. Si la inflación de diciembre de 2018 supera el 1,6% los pensionistas recibirán una paga para compensar la desviación. Además, las pensiones mínimas y contributivas subirán un 3%.

En materia de dependencia, una de las prioridades de Iglesias, se incluyen dos medidas: se recuperará la cotización a la Seguridad Social para los familiares que cuiden a una persona dependiente y se incrementará en un 40%, hasta los 515 millones, para mejorar las cuantías. Podemos ha logrado incluir que esa financiación debe ser «de carácter finalista» mediante convenios con las CC.AA..

En materia fiscal, el acuerdo incluye la creación del tipo mínimo del 15% en el impuesto de Sociedades, afectará a los grupos que tributan en régimen de consolidación fiscal. Este tipo mínimo sería del 18% para las entidades de crédito y las empresas de hidrocarburos. Se disminuirá el tipo nominal del 25% al 23% para las empresas que facturen menos de un millón de euros.

El documento firmado por Sánchez e Iglesias contempla que «se creará un Impuesto sobre las Transacciones Financieras», consistente en gravar con un 0,2% las operaciones de compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero. Solamente se someterán a tributación al 0,2% las acciones emitidas en España de empresas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a 1.000 millones de Euros. «No se gravará la compra de acciones de PYMES y empresas no cotizadas».

En la parte de fiscalidad del documento se contempla también que «se incrementan dos puntos los tipos impositivos sobre la base general para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000 euros». Además, el tipo estatal sobre las rentas del capital se incrementará en 4 puntos para dichas rentas superiores a 140.000 euros. En cuanto al impuesto de Patrimonio se acuerda incrementar el 1% en el a las fortunas de más de 10 millones de euros.

Acercamiento

La postura de Unidos Podemos respecto al acuerdo presupuestario se movió ayer miércoles hacia una posición más posibilista. No hubo anuncios nuevos, ni palabras que apuntasen hacia el acuerdo, pero los de Iglesias rebajaron de forma considerable la presión que en los últimos días han ejercido sobre el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Ni rastro del «estamos en el no a los Presupuestos».

Fuentes de la formación admitieron en este sentido que, a diferencia de los días anteriores –marcados por un cruce de documentos entre Podemos y el Gobierno con un baile de exigencias y de cifras que no convencían ni a los unos ni a los otros–, este miércoles las reuniones estaban dando sus frutos y se estaban produciendo avances. Esto hizo pensar que al final del día de ayer podría haber un acuerdo –teniendo en cuenta que este jueves se celebra un Consejo de Ministros–. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aseguraba en la tarde de ayer que la negociación «avanza bastante bien», y apuntó a que se estaban ultimando los flecos después de confirmar en una entrevista que se habían alcanzado algunos acuerdos vivienda, dependencia, Educación, pensiones o violencia género.

En este sentido, fuentes del partido aseguran que todavía no se han planteado la manera de anunciar el pacto, pero lo que sí tienen claro es que este anuncio «va a tener una dimensión importante», no tanto por la relevancia de que haya Presupuestos y lo que eso supone, como por su utilidad para vigilar que el Gobierno cumple con lo pactado.

Contactos con los independentistas

Durante todo el día de ayer hubo intercambio de información entre diferentes ministerios del Gobierno. Por ejemplo entre Hacienda, que pilota la negociación, y Fomento. Uno de los elementos en los que más está insistiendo Podemos es en lo relativo a desplegar medidas que permitan la regulación de los precios del alquiler, especialmente en las grandes ciudades. «En materia de alquiler hay mucho camino por delante», reconoció ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Hoy se reúne el Consejo de Ministros, el último antes de que el próximo lunes el Gobierno envíe las líneas generales de los Presupuestos. El plazo para ello termina el 15 de octubre, y aunque podrían enviarlo sin un acuerdo cerrado con Podemos en el Gobierno aseguran que ha sido la formación de Iglesias la que ha querido acelerar para que sus demandas estén incorporadas ya en esas líneas maestras.

Desde el ministerio de Hacienda se confirmaba ayer la voluntad por mantener el calendario y presentar el proyecto de Presupuestos en el Congreso a finales de noviembre. Solo a partir de ahora el Gobierno se dispone a abrir contactos con el PNV, ERC y PDECat para recabar su apoyo para aprobar las cuentas.