Podemos reclama por carta a Don Juan Carlos que comparezca a petición propia en el Congreso

El grupo que lidera Pablo Iglesias pretende que el Rey acepte una comisión de investigación sobre sus negocios

MadridActualizado:

El grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha remitido una carta a Don Juan Carlos en la que pide al Rey que comparezca a petición propia en el Congreso para dar cuenta de sus actividades, ya que la Mesa de la Cámara se niega a aceptar una comisión de investigación sobre sus negocios.

En el escrito «a la atención de Juan Carlos I», firmado por los diputados del grupo confederal y al que ha tenido acceso EFE, emplazan al anterior jefe del Estado a que sea él mismo quien pida comparecer después de que la Mesa de la Cámara Baja, con los votos de PP, PSOE y Cs, haya rechazado en dos ocasiones investigar los negocios del Monarca, como pide Unidos Podemos.

«Estimado: Nos dirigimos a usted en el ejercicio de nuestra responsabilidad parlamentaria para solicitarle su comparecencia a petición propia en el Congreso de los Diputados con el fin de dar cuenta de su actividad institucional como jefe del Estado durante más de 38 años y como rey emérito desde 2014», comienza la carta.

Los diputados y senadores firmantes recuerdan que son representantes electos por la soberanía popular y en el ejercicio de sus funciones parlamentarias se dirigen al monarca por su condición de rey emérito y por haber ostentado durante 38 años la Jefatura del Estado.

Esto, a su juicio conlleva «obligaciones frente al soberano, el pueblo», como marca la Constitución, más allá de los «privilegios reales» que le otorga la Carta Magna.

«Vivimos en el siglo XXI y la democracia en España goza de suficiente madurez para ejercer su derecho a saber si la jefatura del Estado es una institución idónea para la corrupción, aunque no esté sujeta a ninguna responsabilidad», subrayan en el documento al recordar que el Congreso se niega a aprobar la comisión de investigación que han solicitado sobre las presuntas ilegalidades cometidas.

Su primera petición fue formalizada a raíz de que salieran a la luz las grabaciones de la amiga del Rey Corinna zu Sayn-Wittgenstein. El Congreso dijo entonces que la Cámara no era competente para investigar las actividades del anterior jefe del Estado mientras ocupaba el cargo, ya que la Constitución le reconocía la condición de inviolabilidad que perdió tras abdicar.

Posteriormente, el grupo confederal presentó otra solicitud para que se investigara al Rey sólo desde su abdicación, a partir del 19 de junio de 2014 cuando ya había perdido la inviolabilidad, hasta la actualidad.

Una vez más la Mesa del Congreso rehusó crear una comisión de investigación con los votos de PP, PSOE y Cs, cuando según Unidos Podemos los «partidos monárquicos» deberían ser los primeros interesados en aclarar cualquier duda.

«Creemos que usted tiene derecho a dar su versión con todas las garantías y que el pueblo español tiene también derecho a escucharle», explican en la carta, argumentando que el «derecho a la verdad» está por encima del debate sobre la «inviolabilidad e irresponsabilidad de la jefatura del Estado durante el ejercicio de sus funciones».