Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones y Pablo Iglesias, secretario general de Podemos
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones y Pablo Iglesias, secretario general de Podemos - EP

Podemos muestra su sorpresa tras dar Sánchez por rotas las negociaciones

El presidente del Gobierno en funciones considera que la consulta «trucada» de Iglesias busca justificar el «no»

MadridActualizado:

Después de que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, haya dado por rotas las negociaciones para su investidura, desde el partido morado han mostrado su sorpresa ante las declaraciones del líder del PSOE y candidato a la investidura la próxima semana.

Sánchez ha afirmado en una entrevista que se siente «sorprendido» e «irritado» con la consulta «trucada» que planteó Podemos a sus bases. El presidente del Gobierno en funciones ha asegurado que esta consulta supone la ruptura de las negociaciones de forma «unilateral», ya que lo único que pretendería la votación sería justificar el no a la investidura de Pedro Sánchez, coincidiendo con la postura de la «extrema derecha».

Sánchez ha asistido así un nuevo golpe en la batalla por el relato de las negociaciones entre PSOE y Podemos. El presidente del Gobierno en funciones aseguró que Pablo Iglesias ha rechazado hasta cinco ofrecimientos de los socialistas. Una de estas propuestas fue la de «introducir perfiles técnicos» algo que Podemos rechaza de plano al seguir enrocado en la fórmula del Gobierno de coalición, con Pablo Iglesias como ministro de Vivienda y la gallega Yolanda Díaz como ministra de Pensiones.

El líder de los socialistas afirmó que tiene «dudas» acerca de una posible incorporación de Iglesias al Gobierno, ya que tienen «discrepancias sobre temas de enorme vigencia».

Fuentes del partido de Pablo Iglesias citadas por Efe se han mostrado sorprendidas por las declaraciones del secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno. En la lucha entre PSOE y Podemos para que no les culpen a ellos de la situación, los de Iglesias han optado por reaccionar con sorpresa a las declaraciones de Sánchez.

La consulta convocada por Podemos, cuyo fin es determinar la posición del partido ante la investidura de Sánchez, cuenta con dos posibles respuestas: por un lado se propone escoger entre un gobierno de coalición con miembros del partido morado en el Gobierno, y por el otro apoyar un gobierno monocolor del Partido Socialista.