ANV pisotea el nombre de las víctimas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

POR ALBERTO LARDIÉS

PAMPLONA. No colmados con el asesinato de las víctimas, los corifeos de ETA también se dedican a pisotear sus nombres con el paso del tiempo. Ayer, en un exceso de cinismo sin parangón, Acción Nacionalista Vasca (ANV) celebró un acto en la escuela de música de Berriozar. Un local que lleva el nombre de Francisco Casanova, brutalmente asesinado por un etarra que le disparó en la nuca el 9 de agosto de 2000, hace ocho años y diez días exactamente. Así, el lugar que recuerda a una víctima de la barbarie es usado por los amigos de los bárbaros, los mismos que son capaces de no condenar la violencia etarra y sí de levantar la voz enérgicamente para protestar por la detención del batasuno Pernando Barrena, vecino de la localidad.

En concreto, los proetarras usaron el lugar para celebrar a las ocho de la tarde una charla sobre «asuntos municipales», según rezaban los carteles distribuidos por la localidad. Y todo gracias a que el alcalde Xabi Lasa, de Nafarroa Bai, concedió a los violentos el uso de las instalaciones, de propiedad del Ayuntamiento. Según las fuentes consultadas, en un primer momento el regidor nacionalista vasquista cedió las instalaciones a ANV. Luego reculó y se lo denegó. Y, finalmente, el alcalde accedió de nuevo cuando fue Fermín Irigoyen, el portavoz en el Consistorio de la marca proetarra, quien pidió a título personal -pero como miembro de ANV, según consta en la solicitud- poder utilizar el local.

«Aberración»

El parlamentario foral y concejal de la localidad por UPN, Sergio Sayas, declaró a ABC que su formación está estudiando emprender acciones legales por lo sucedido. El regionalista señaló que no se sabe con seguridad si la celebración del acto tendrá o no consecuencias judiciales, pero en cualquier caso censuró la postura del regidor por permitir el acto y afirmó que se trata de «una charla encubierta de ANV» que constituye «una aberración desde el punto de vista político y moral», ya que ANV es un partido con las acciones suspendidas por los jueces. Por su parte, José Antonio Navidad, portavoz del PSN, señaló que con ese acto «se infringe la ley» y aseveró que es un acto «rechazable» que se hace en ese lugar con «inquina y mala intención» por parte de los proetarras.

Desde el colectivo Vecinos de Paz, un ejemplo de coraje frente a los violentos precisamente surgido a raíz del asesinato de Casanova, rechazan con rotundidad que «se conceda el uso de ese local a gente que cuando hay asesinatos de ETA no los condena», afirmó Maribel Vals, portavoz del grupo. Hace sólo diez días, varios centenares de personas, entre las que por supuesto no estaban los proetarras que ayer acudieron a la charla, rindieron homenaje a Casanova en el octavo aniversario del vil asesinato que acabó con su vida.