Miguel Bernad, secretario del sindicato Manos Limpias
Miguel Bernad, secretario del sindicato Manos Limpias - EFE

Pidieron 3 millones a Sabadell y La Caixa por retirar la acusación a la Infanta

Juicio del caso Nóos

MADRIDActualizado:

El sindicato Manos Limpias ofreció retirar la acusación contra la Infanta Cristina en el caso Nóos a cambio del pago de tres millones de euros, según confirmaron fuentes jurídicas. Manos Limpias exigió esta importante cantidad de dinero a las entidades bancarias La Caixa y Banco Sabadell.

La acusación de Manos Limpias es precisamente la única razón que mantiene acusada a Doña Cristina en el caso que enjuicia las supuestas irregularidades del Instituto Noos, presidido por su marido Iñaki Urdangarín entre 2004 y 2006, un organismo que saqueó fondos públicos.

Contra el criterio del fiscal Pedro Horrach, el tribunal del caso decidió sentar a la Infanta en el banquillo a pesar de ser acusada solo por la acusación popular como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales. La Infanta no respondió en la vista oral a las preguntas de Manos Limpias.

La doctrina Botín, sentada por el Tribunal Supremo, fijó que la acusación popular (una figura legal, poco regulada en la ley, que permite a los ciudadanos impulsar con una querella un proceso penal, hayan sido ofendidos o no) no es suficiente para juzgar a una persona por un delito contra la Hacienda Pública, siempre que el perjudicado por el fraude (Hacienda) no acusa a la persona implicada.

La Audiencia de Palma consideró que esta doctrina no era aplicable a la Infanta porque el delito fiscal protege un bien jurídico «colectivo», que supera el concepto de erario público. Por eso, una acusación popular, y no solo Hacienda, es suficiente para sentar en el banquillo a Doña Cristina, argumentaron las tres juezas del caso.

Los abogados de la Infanta reconocieron a una radio catalana que el sindicato les pidió una cantidad «absolutamente desorbitada» de dinero a cambio de retirar la acusación, una oferta que rechazaron y que pusieron en conocimiento de las autoridades judiciales y la Policía. La letrada que ejerce la acusación por Manos Limpias, Virgina López Negrete, aseguró que no retirarán su acción. La investigació no afecta a este proceso.

Además de Miguel Bernad y Luis Pineda, los responsables de Manos Limpias y Ausbanc arrestados por este tipo de prácticas son Francisco Javier Castro Villacañas, Ángel Garay Echebarría (responsable de Delegaciones), Alfonso Sole Gil, María Teresa Cuadrado Díez (esposa de Pineda y delegada en Madrid ), Rosa Isabel Aparicio Fernández, Luis María Suárez Jordana, Ramón Perfecto Rodríguez Martínez, José Marín Rodríguez (delegado en Sevilla) y José María Goméz de León Contreras. En los próximos días todos deberán comparecer ante el juez y explicar su versión.