El líder de Vox, Santiago Abascal
El líder de Vox, Santiago Abascal - EP

Vox pide que Rajoy, Montoro y Santamaría testifiquen en el juicio al «procés»

La acusación popular solicita 74 años de prisión para Oriol Junqueras y cinco antiguos consejeros autonómicos

MadridActualizado:

El partido político Vox, acusación popular en la causa por rebelión en el Tribunal Supremo, ha solicitado que testifiquen en el juicio contra el «procés»Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro y Soraya Sáenz de Santamaría. Vox pide estas declaraciones en un escrito de acusación en el que también reclama la comparecencia como testigos de Alfredo Pérez Rubalcaba o Ada Colau, entre otros representantes políticos.

En el escrito, Vox llega más lejos que nadie y solicita 74 años de cárcel para Oriol Junqueras y los cinco exconsejeros Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa y Joaquim Forn. La formación de Santiago Abascal les considera responsables de dos delitos de rebelión, de organización criminal y de malversación de caudales públicos. Vox aprecia dos delitos de rebelión al distinguir entre el asedio a la Guardia Civil del 20 de septiembre, y el referéndum ilegal del 1 de octubre.

En caso de que los siete magistrados que enjuiciarán los hechos no vean la rebelión, Vox reclama de forma alternativa la condena por dos delitos de sedición por el 20-S y el 1-O. La acusación de Vox triplica prácticamente las penas solicitadas por la Fiscalía, que también atribuye rebelión a nueve de los acusados. La Abogacía del Estado, que depende del Gobierno, solo acusa por sedición y malversación.

Alega que los líderes secesionistas tuvieron en sus manos impedir «la gravedad de la violencia» que se produjo en ambas ocasiones, y decidieron aun así seguir adelante. Los abogados de Vox argumentan que los antiguos gobernantes catalanes diseñaron un operativo policial de los Mossos d’Esquadra que facilitó la celebración de la votación.

El partido solicita que l a responsabilidad penal de todos los acusados se agrave porque actuaron «por motivos racistas» o de discriminación contra los ciudadanos españoles. Vox sitúa el inicio del «procés» en 2012, cuando Artur Mas firmó con Junqueras el acuerdo para lanzar la consulta ilegal del año 2014.

Vox también solicita 62 años de cárcel para Carme Forcadell y «los Jordis», Sànchez y Cuixart; y 24 años para Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borrás. A éstos tres les atribuye organización criminal y malversación. Para la exdiputada de la CUP Mireia Boya y cinco antiguos miembros de la Mesa del Parlament –a quienes solo solicitan multas por desobediencia grave la Fiscalía y la Abogacía– reclama doce años de cárcel por organización criminal.