El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este lunes en Galicia
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este lunes en Galicia - EFE

Un pequeño accidente doméstico en sus vacaciones obliga a Rajoy a vendarse dos dedos

El presidente del Gobierno sufrió una luxación en el dedo meñique de la mano derecha en su casa gallega

Enviado especial a ArgelActualizado:

Mariano Rajoy sufrió un pequeño accidente doméstico durante sus vacaciones de Semana Santa, que le obligó a vendarse dos dedos de su mano derecha. Una imagen que recordó a la fractura que sufrió en el accidente de helicóptero en 2005, junto a Esperanza Aguirre. En este caso, sin embargo, solo ha sufrido un golpe en el dedo meñique, sin mayores consecuencias.

En concreto, se trata de una luxación, que ha obligado a Rajoy a saludar con la mano izquierda, durante la cumbre bilateral que se ha celebrado hoy en Argel.

El lunes, el presidente del Gobierno apareció en un acto público en Galicia, donde dejó ver un vendaje en dos dedos de su mano derecha. Al parecer, en sus vacaciones de esta Semana Santa en su casa de Sanxenxo se dio un golpe en el dedo meñique, y el médico le aconsejó sujetárselo al anular, para su rápida recuperación.

La imagen del presidente del Gobierno con los dedos vendados ha dado lugar a bromas recurrentes, la más facilona es la que se refiere a que se «ha pillado los dedos».

Rajoy llega este martes por la mañana a Argel, para participar la VII reunión de alto nivel de España con Argelia. El presidente viaja junto a los ministros de Exteriores, Interior, Defensa y Energía. En la cumbre, Rajoy tiene previsto reunirse con el presidente del país, Abdelaziz Buteflika.