Cae una peligrosa banda implicada en tráfico de armas, secuestros y atracos

JUAN CANOMÁLAGA. La Policía Nacional ha desarticulado en la Costa del Sol una peligrosa banda a la que se atribuye un amplio abanico de delitos, como tráfico de armas, secuestro, atracos, narcotráfico

JUAN CANO/ MÁLAGA
Actualizado:

La Policía Nacional ha desarticulado en la Costa del Sol una peligrosa banda a la que se atribuye un amplio abanico de delitos, como tráfico de armas, secuestro, atracos, narcotráfico y robo de vehículos. Hasta el momento hay ocho detenidos, la mayoría franceses de origen argelino, según confirmaron fuentes cercanas al caso.

La operación policial, denominada «Arenal», se ha desarrollado durante los últimos días en distintos puntos de la provincia de Málaga. La peligrosidad de la banda obligó a la policía a desplegar un fuerte dispositivo de seguridad, integrado por agentes de Crimen Organizado de todas las Udyco de la Costa del Sol y funcionarios del Grupo de Operaciones Especiales (Goes), con el apoyo del helicóptero para cubrir una posible huida de los sospechosos.

La investigación comenzó al detectarse en la Costa la presencia de algunos miembros de la banda. Aunque las pesquisas se iniciaron en torno al tráfico de drogas y de vehículos, los investigadores relacionan a los detenidos con otros delitos como detención ilegal, tráfico de armas o atracos.

En concreto, los agentes vinculan a los cabecillas de la banda al secuestro de dos personas de origen holandés, que ocurrió la semana pasada en la localidad de Torremolinos. Las víctimas llegaron a ser torturadas, al recibir golpes en los brazos con un martillo durante su cautiverio.

Pero, al parecer, los secuestradores se equivocaron de objetivo y los dos ciudadanos holandeses fueron liberados en las inmediaciones de La Cañada, en Marbella.

Los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía habrían relacionado a los detenidos con este rapto tras el hallazgo de diversas prendas de ropa en uno de los registros que -según las fuentes- les situarían en el escenario del secuestro, sobre el que había otra investigación abierta. Además, los implicados también habrían sido reconocidos por las víctimas.

De forma simultánea

La operación policial se desató el viernes de forma simultánea en Marbella, Coín y Benahavís, aunque posteriormente también se realizó un registro en Mijas.

Todas las fuentes consultadas destacaron la peligrosidad de la banda. No en vano, uno de los detenidos en este piso estuvo en prisión por su presunta vinculación con un delincuente que asesinó a un guardia civil en Jaén en 1998, en el que otro agente resultó herido grave tras recibir cinco disparos.

Las pesquisas policiales también relacionan a la banda ahora desmantelada con el atraco al hotel Las Dunas, en Estepona. Cinco encapuchados armados con pistolas asaltaron en diciembre de 2006 la joyería del complejo hotelero, y sustrajeron 10.000 euros y diversas joyas.

Los investigadores consideran que el grupo de delincuentes estaba perfectamente organizado y jerarquizado, con una férrea estructura interna. Al parecer, se caracterizaban por su gran movilidad y por la importante infraestructura que habían creado en la Costa del Sol. Según las fuentes, otro rasgo muy marcado de la banda era la violencia, que se ejercía tanto dentro como fuera del grupo.