Los peligros de apellidarse Laden

ANKARA. ABC
Actualizado:

Malos tiempos para llevar el apellido Laden. A primera hora de la mañana de ayer, las autoridades turcas anunciaban la detención en el aeropuerto de Estambul de un hermano de Bin Laden. Nada extraño, conocida las dotes del patriarca de la familia para sembrar media Arabia con más de medio centenar de hijos.

Turquía, como el resto de países del mundo, está en alerta máxima tras los atentados del 11 de septiembre y la seguridad en los aeropuertos vive una especial y justificada psicosis.

El saudí Abdulá bin Laden tuvo la mala suerte de que su vuelo, que cubría el trayecto de Yedda a la parte norte de Chipre controlada por Turquía, hizo escala en Estambul. Al comprobar la Policía que un Bin Laden viajaba en el avión se encendieron todas las alarmas e, inmediatamente, fue detenido y conducido a la Comisaría del aeropuerto para ser interrogado. El ministro del Interior anunciaba entonces la detención de uno de los hermanos del hombre más buscado del mundo.

Apenas dos horas después, el propio ministro, Rustu Kazim Yucelen, tuvo que deshacer el entuerto: el único delito que había cometido Abdulá era el de apellidarse como Osama: Bin Laden. Por si fuera poco, Abdulá es un estudiante de Informática, lo que tampoco le ayudó mucho en los interrogatorios.