El lendakari Patxi López - efe

Patxi López se despide del Gobierno vasco: «Volveremos»

El lendakari saliente reivindica con «orgullo» su labor, a la que dota de un «componente épico»

i. reyero
vitoria Actualizado:

El lendakari socialista, Patxi López, se ha despedido públicamente este viernes de los 250 cargos que han compuesto su Gobierno en el País Vasco reivindicando con «orgullo y honor» su labor en la llamada legislatura «del cambio», que ha condensado como «un periodo único en la historia democrática de Euskadi», entre otras razones, por el fin de la violencia.

En un acto de profunda emotividad, López ha asegurado que «esto no es una despedida» y que el gobierno del PSE, apoyado desde fuera por el PP vasco, no ha sido «ni un paréntesis ni una anécdota pasajera». En este sentido, se ha mostrado seguro de que los socialistas regresarán al poder: « Sé que vamos a volver, que volverá a haber un lendakari socialista. Volveremos a estar aquí en este patio».

El encuentro, que el lendakari saliente ha querido convertir en «homenaje» a su equipo, con foto de familia incluida, ha tenido lugar en la sede de la Presidencia vasca en Vitoria, con la presencia de 250 cargos y asesores del Ejecutivo socialista, que han recibido a López en pie y con una sonora ovación.

El «logro» de la «paz»

El jefe en funciones del Ejecutivo vasco, que será relevado por el líder del PNV, Iñigo Urkullu, a mediados de diciembre, ha enumerado los logros obtenidos a su juicio durante su mandato, entre los que incluye «la paz». Patxi López ha recordado que su gobierno nació en mayo de 2009 bajo la amenaza directa de ETA y, agradeciendo el compromiso de sus cargos por aceptar una responsabilidad pública que les acarreó una nueva vida con escolta, ha vuelto a arrogarse el final del terrorismo. «Difícilmente hubiese llegado —el final de la violencia— sin un Gobierno socialista que no se amedrentó ante la amenaza e impulsó con coraje, y las críticas de muchos, una política de tolerancia cero frente a los violentos», ha subrayado.

«Ajuria Enea no es de nadie»

Aunque López ha centrado su discurso en alabar la gestión propia con un mensaje de optimismo hacia el futuro, también ha tenido algunos reproches al nacionalismo, concretamente al PNV, que criticó su entrada en el Gobierno como un «golpe institucional», después de que el PSE y PP sumaran sus fuerzas en un Parlamento sin Batasuna para desbancarles por primera vez en la historia. «Nos menospreciaron. Algún dirigente del PNV llegó a decir que (sic) gobernáramos nosotros era como que la criada te echara de tu propia casa», ha recordado López, seguro de haber demostrado que « Ajuria Enea no es patrimonio de nadie».

El dirigente socialista, que optará a la reelección como secretario general del PSE y que por tanto mantendrá su actividad en Euskadi —y no en Madrid, donde muchos le sitúan como sucesor de Rubalcaba—, se ha vanagloriado de haber liderado una «alternativa» a las «políticas neoliberales», defendiendo y «prestigiando» los Servicios Públicos, en contraposición al PP. López ha aludido a un «componente épico» que ha acompañado a la legislatura socialista, tanto por la amenaza de ETA sobre su Gobierno, como por la difícil situación económica en la que le ha tocado gobernar, y ha pedido a quienes han integrado su Ejecutivo estos tres años y medio a que levanten «la frente con orgullo» por lo realizado. A todos los cargos les será entregada una insignia que recordará su participación en el primer gobierno socialista vasco.