Patrulleras de la Guardia Civil y buques de la Armada patrullan la zona Perejil

Madrid, agencias
Actualizado:

Patrulleras de la Guardia Civil operan en torno a Perejil para evitar el acceso de embarcaciones al islote, mientras las fragatas "Numancia" y "Navarra", enviadas a Ceuta, y otros dos buques de la Armada se mantienen en la zona. Hoy, dos patrulleras han rechazado la presencia de cerca de unadecena de diferentes naves que querían acceder al islote, según informaron fuentes policiales.

    Cumplen así la orden del Ministerio del Interior para evitar que

se genere cualquier tipo de altercado y garantizar la seguridad en

la zona. Según las fuentes, sólo se permite ver Perejil desde lejos

y no ha habido ningún tipo de incidentes con las embarcaciones que

pretendían acercarse, la mayoría ocupadas por periodistas y

curiosos.

    En Melilla, helicópteros "Cougar" y "Chinook" reanudaron desde el

alba la vigilancia aérea de la ciudad autónoma, islas y peñones

adyacentes. Esta mañana, atracaron las corbetas "Cazadora" e

"Infanta Elena", tras efectuar maniobras en la zona desde el martes.    Además, se encuentran en la ciudad miembros del Tercio Juan de

Austria Tercero de la Legión, con sede en Viator (Almería),

desplazados ayer.

    En Canarias, el general jefe del Estado Mayor del Mando del

archipiélago, Miguel Angel Gómez, afirmó que la guarnición

permanente que mantiene el Ejército para su defensa es "suficiente".

    Precisó que el despliegue habitual que realizan las Fuerzas

Armadas españolas en el archipiélago, tanto de unidades de tierra,

de mar como aire, basta para garantizar su seguridad. Subrayó que,

si fuese necesario, se pondrían en marcha iniciativas como el

refuerzo de la guarnición y se establecerían planes operativos para

la defensa.

    Aparte de los dispositivos militares, se han reforzado las tareas

de seguridad y las de vigilancia policial en las fronteras de

Melilla y Ceuta con Marruecos por medio de unidades procedentes de

la península: en Melilla, con miembros del Grupo Rural de Seguridad

(GRS) de la Guardia Civil y de la Unidad de Intervención Policial

(UIP) de la Policía Nacional; en Ceuta, con una Unidad Básica de

Actuación (UBA) de la Guardia Civil y dos UIP de la Policía.

    Concretamente en Ceuta, los soldados de Regulares y de la Legión

que vigilaban el perímetro fronterizo de la ciudad han sido

reemplazados por guardias civiles procedentes de la península,

informó el delegado del Gobierno, Luis Vicente Moro. Los militares "han vuelto a sus cuarteles", según Moro, quien explicó que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "nunca han perdido el control de los temas de la ciudad".

    Sobre los refuerzos policiales, dijo que se envían todos los

años, aunque son "mayores de los normales" en esta ocasión, y

regresarán posiblemente a sus bases peninsulares cuando termine la

Operación Paso del Estrecho, a principios de septiembre.

    Entre tanto, los pasos fronterizos de ambas ciudades vuelven a la

normalidad, al igual que las comunicaciones por aire y mar con la

península, después de que ayer se decretasen restricciones áreas

para facilitar las operaciones militares en la isla de Perejil,

donde las Fuerzas Armadas españolas desalojaron a los efectivos de

Marruecos, que la había ocupado el 11 de julio.