¿Qué pasó en el vuelo de las dos pasajeras que hablaron en catalán?

Polémica por la expulsión de dos pasajeras por, supuestamente, haberse dirigido en catalán a la tripulación

Palma de MallorcaActualizado:

El diario digital catalán «VilaWeb» publicó el pasado lunes que dos pasajeras de Vueling habían sido expulsadas de un vuelo de la compañía por, supuestamente, haberse dirigido en catalán a una auxiliar de vuelo. Los hechos denunciados por ambas pasajeras tuvieron lugar el pasado sábado en el Aeropuerto de Barcelona, poco antes de que partiera el vuelo VY3716, programado para las 17.10 horas, que iba a cubrir la línea Barcelona-Mahón.

Según recoge el citado diario, una azafata le pidió a Margarita Camps Coll, de 72 años y residente en Ciutadella, que colocase en el compartimento superior de su asiento una lámina de pintura que portaba. «Sí, no se preocupe. No quiero que me la arruguen, después la pondré arriba», contestó en catalán dicha pasajera. Al parecer, la auxiliar le habría dicho entonces: «Usted me tiene que contestar en castellano. ¿O es que no lo habla?».

Otra pasajera, que en ese momento caminaba por el pasillo del avión, le habría dicho a la citada azafata: «Usted ha perdido el respeto a esta clienta. Tiene que entender el catalán. ¡Hacemos un vuelo de Barcelona a Menorca!». Según explicó Camps a «VilaWeb», unos minutos después de lo ocurrido otra azafata dijo a ambas pasajeras que el comandante del avión quería hablar con ellas. En la plataforma de acceso al avión, el piloto —acompañado por una pareja de la Guardia Civil— les dijo a las dos clientas que habían faltado al respeto a una auxiliar y que tenían que bajar de la aeronave. Camps le respondió que no había faltado al respeto a nadie.

«El trato del capitán fue autoritario, nos dijo que no teníamos nada que decir en relación a este asunto porque habíamos faltado al respeto a la azafata y se había ido llorando», explicó Camps al citado diario. «Me querían hacer sentir culpable por haber hablado en catalán», apostilló. Una vez expulsadas del avión, ambas pasajeras presentaron una reclamación en el mostrador de Vueling.

¿Denuncia falsa?

Varios pasajeros que viajaban en el citado vuelo VY3716 respondieron a través de Twitter a la información publicada por «VilaWeb» sobre la expulsión, dando una versión totalmente contrapuesta. «Yo estaba sentado detrás de estas personas que armaron el "show" a la azafata. La azafata simplemente iba a explicarles que estaban sentadas en una salida de emergencia, ante lo cual la señora más joven le dijo que le hablase en catalán», explicó un pasajero en un tuit. Según este testimonio, «la azafata se disculpó y le dijo que no lo hablaba —el catalán—, a lo que la "señora catalana" se puso muy borde e hizo llorar a la azafata. Vino otra azafata y se fueron las dos».

Dicho pasajero añade que «al poco tiempo las dos señoras fueron invitadas a bajar del avión. Mientras se iban, una iba gritando como una loca diciendo que estábamos en Cataluña. Seguidamente bajaron del avión. Al poco rato el capitán habló por el altavoz y explicó lo sucedido, y coincidía con lo que los pasajeros vimos y le dimos la razón a la tripulación con un fuerte aplauso». El citado tuit concluía del siguiente modo: «Esto es lo que sucedió. Por lo que veo estas señoras pusieron una denuncia falsa indicando lo que no había ocurrido. ¡¡¡Ya estamos hartos del catalán!!!».

Inglés y castellano

La compañía Vueling no ha hecho una valoración oficial de lo ocurrido, si bien ayer miércoles se pronunció sobre esta cuestión el director de Red de la aerolínea, Manuel Ambriz. El directivo comparecía para anunciar tres nuevas rutas desde el Aeropuerto de Son Sant Joan —en Mallorca— a A Coruña, Stuttgart y Viena a partir del próximo año.

No obstante, a preguntas de los periodistas, se pronunció sobre lo que podría haber ocurrido en el citado vuelo. «Nos apena mucho», indicó Ambriz, al mismo tiempo que confirmó que se está investigando este asunto. Asimismo, recalcó que Vueling garantiza el «derecho» de sus pasajeros a «hablar en catalán».

La actual normativa sólo obliga a las tripulaciones a expresarse en inglés y en castellano, si bien Ambriz explicó que la mayoría de sus trabajadores que operan en Cataluña o en Baleares «entienden el catalán».

En cualquier caso, en la cuenta oficial de Twitter de Vueling sí consta un mensaje —escrito en catalán— en respuesta a una crítica por lo sucedido en el vuelo VY3716. «Lamentamos los inconvenientes a nuestros pasajeros. Todas las tripulaciones de aviones con base en Barcelona hablan catalán. Estamos mirando qué pudo pasar y poder responder a través de los canales oficiales», señalaba el citado tuit.

Boicot

Como curiosidad, cabe señalar que cuando un posible cliente llama por teléfono a Vueling, una voz pregrabada le da siempre la opción de poder ser atendido en cinco idiomas: español, catalán, inglés, francés e italiano.

El Gobierno balear, que preside la socialista Francina Armengol, se pronunció ya ayer miércoles de manera oficial sobre este asunto. Así, la consejera de Cultura, la nacionalista Fanny Tur, dio a conocer a través de un comunicado que habló con los responsables de Vueling para pedir «su versión sobre los hechos», así como para transmitirles «la gravedad de los hechos denunciados» y recordarles que Baleares es «un territorio con dos lenguas oficiales que todos los ciudadanos tienen el derecho de emplear».

Algo más contundente había sido el lunes el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien en su cuenta oficial de Twitter escribió —en inglés— que «después de (la aplicación del artículo) 155 una ola autoritaria crece día a día. Expulsar a alguien de un avión por el idioma que habla es injustificable». Por su parte, la expresidenta del Parlament Núria de Gispert pidió un «¡boicot a Vueling ya!».