El parricida de Tuéjar confiesa y alega que consumió «mucha cocaína»

TUÉJAR (VALENCIA). Efe
Actualizado:

La titular del  juzgado de Instrucción Número 2 de Lliria (Valencia) decretó esta madrugada prisión incondicional para el vecino de la localidad valenciana de Tuéjar que asesinó a su esposa y a sus tres hijos la noche del pasado lunes.  El detenido, J.R., de 38 años, reconoció los hechos en una declaración que comenzó poco después de las 23.00 horas de ayer y que se prolongó durante algo más de dos horas. Según explicó su abogado defensor, Miguel Ángel Cambra, una  discusión por problemas económicos desencadenó el crimen presuntamente cometido por el acusado. El letrado afirmó que la noche del pasado lunes, cuando se produjeron los hechos, el inculpado había consumido «mucha cocaína», lo que también incidió en la disputa previa al crimen, cuyo origen  estuvo en «problemas económicos que ya arrastraba el matrimonio». El inicio de la declaración se demoró varias horas debido a que la titular el juzgado tuvo que desplazarse hasta la localidad de El Rincón de Ademuz para supervisar el levantamiento de los cadáveres de dos trabajadores fallecidos al quedar sepultados por material en un silo de una mina de Caolín. El presunto autor del cuádruple crimen comenzó a declarar pasadas  las once de la noche tras entrar en las dependencias judiciales  esposado, con el rostro cubierto por una camisa vaquera, y acompañado por cinco guardias civiles. El detenido, quien se mostró sereno durante su comparecencia ante la juez, fue arrestado la mañana del pasado martes tras intentar quitarse la vida dos veces después del crimen, una de ellas con un arma blanca y la otra al lanzarse con su coche por un terraplén.