El Parlamento catalán acuerda debatir la eutanasia

I. A. / J. G. | BARCELONA
Actualizado:

El Parlamento catalán aprobó abrir el debate sobre la «ayuda al suicidio amplio, plural y sin miedos ni limitaciones coyunturales» para avanzar hacia la regulación legal de la eutanasia. Una moción presentada por Ciudadanos (C´s) que recibió el apoyo entusiasta del tripartito catalán -PSC, ERC e ICV- insta al Gobierno catalán a abrir ese debate.

La socialista Carme Figueras aseguró que Cataluña «es un referente inernacional» en cuidados paliativos y destacó la ley pionera aprobada por la Cámara autonómicas en 2000, en la que por primera vez se reconocía el derecho al documento de voluntades anticipadas. Por contra, Belén Pajares (PP), lamentó que el objetivo final del debate no sean los cuidados paliativos sino la eutanasia activa, sobre la que «no existe una demanda social», aseguró.

Por otra parte, la eutanasia sobrevoló ayer la presentación de un documento del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona (UB) que reclama que se limiten los esfuerzos terapéuticos para mantener en vida a los bebés prematuros extremos (menos de 28 semanas de gestación) o con enfermedades muy graves, dolorosas o secuelas neurológicas muy severas y sin posibilidades de alivio.

Cabe destacar que la directora del Observatorio de Bioética de la UB (y coautora del documento) es María Casado, una experta que asesora a la Generalitat y al Gobierno de Zapatero en sendos comités de bioética. «No hay que modificar ninguna ley. Nuestro objetivo es que se abra un debate social sobre el asunto», dijo Casado. «Hablamos de la limitación del esfuerzo terapéutico, que no es eutanasia», precisó el filósofo Albert Royes, coautor del texto.