Wi-fi para todos, cómics y botellón de reflexión

CUATRO DÍAS EN LA REDDOMINGO PÉREZMADRID. A estas alturas de la campaña ya está casi todo vendido. Todos se han faltado suficientemente al respeto. Todos han lanzado las propuestas más atrayentes o

Actualizado:

CUATRO DÍAS EN LA RED

DOMINGO PÉREZ

MADRID. A estas alturas de la campaña ya está casi todo vendido. Todos se han faltado suficientemente al respeto. Todos han lanzado las propuestas más atrayentes o disparatadas. Llega la hora de sorprender, de buscar los últimos golpes de efectos. Y en esta misión, Internet se descubre como un arma eficaz y activa.

A golpe de red se ha organizado en Granada una convocatoria para un «botellón de reflexión», que ha servido para que PP y PSOE se sigan lanzando los trastos. «Beber para olvidar», hubiera sido un buen lema para la controvertida cita.

En Lugo, el actual alcalde y candidato, Xosé Clemente, ha preparado un cómic que hace un repaso desde 1999 a todas sus actuaciones (las buenas, claro). Autobombo en unas historietas que irá colgando en www.psoelugo.com/orozco.asp. Página de la que, además, se puede descargar el vídeo-juego «Lugo no tempo».

En Sevilla, Agustín Villar, candidato del PA, ofrece 25 bibliotecas «todas con conexión a Internet». Si a estas alturas de 2007 se quiere ser original en una gran ciudad con esta propuesta, mal va la cuestión informática en España.

El alcalde de Guadalajara (PSOE), Jesús Alique, utilizará Internet como notario y ahí publicará, si es reelegido, sus ingresos y espera que los de todos sus concejales, «si los convenzo», puntualiza. Asimismo, el aspirante del PP en Córdoba, José Antonio Nieto, instalará «wi-fi» con acceso gratuito en todos los barrios...

Acciones y reacciones dignas en muchos casos de «Frikilandia», que es el nombre que mejor cuadra con «Second Life». Por sus calles se desplazan unos personajes demasiados originales. Encabezados, eso sí, por el incombustible Vipedo Petrov.

El becario se confiesa feliz. Cuenta orgulloso que ha retornado al barrio noruego. Por lo visto, se ha reencontrado con su bromista musa nórdica, Spirulina, cree recordar que se llama. Y esta vez, en lugar de encasquetarle una moto, la vikinga le ha colocado por montera una maceta con un solitario tulipán amarillo. Vipedo parece una dama inglesa lista para asistir a Ascot... «La tengo en el bote», asegura el iluso.