Pajín quiere que el «asalto» a Benidorm coincida con la remodelación de Camps

Pajín quiere que el «asalto» a Benidorm coincida con la remodelación de Camps

Si la «número 3» del PSOE impone finalmente la moción de censura, precipitará la caída del secretario regional de su partido, Jorge Alarte

M. A. RUIZ COLL/D. MARTÍNEZ | ALICANTE
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, quiere matar dos pájaros de un tiro: desbaratar los planes del presidente Francisco Camps y hacerse con el control de uno de los ayuntamientos más codiciados de la Comunidad Valenciana. Aunque para ello tenga que llevarse por delante al líder regional de su propio partido, Jorge Alarte.

Camps podría aprobar en las próximas horas -todo apunta a que será mañana- una remodelación de su Ejecutivo, cuyo primer objetivo es nombrar al sucesor del ex consejero de Medio Ambiente José Ramón García Antón, inesperadamente fallecido el 12 de agosto de un infarto. No obstante, según las fuentes consultadas el cambio de carteras irá más allá, e incorporará nuevos nombres para relanzar la actividad política del Consell tras el archivo del «caso Gürtel».

Según fuentes próximas a Leire Pajín consultadas por este diario, los socialistas valoran seriamente la idea de registrar la moción de censura contra el alcalde popular de Benidorm, Manuel Pérez Fenoll, el mismo día que Camps haga pública su remodelación. El PSOE se propone así dar un golpe de efecto y contrarrestar ante la opinión pública el inicio de la nueva etapa del Ejecutivo autonómico.

Pero para ello Leire Pajín tendrá que salvar un último obstáculo: el propio secretario general del PSOE en la Comunidad Valenciana, Jorge Alarte, quien se ha negado en redondo a que su partido vulnere el Pacto Antitransfuguismo en Benidorm.

Hasta el punto de que, como ha informado ABC, Alarte ha llegado a amenazar con la expulsión del partido a los doce concejales socialistas de Benidorm (entre los que se encuentra la madre de Leire Pajín, Maite Iraola) si presentan la moción de censura apoyándose en el edil tránsfuga José Bañuls, quien el pasado mes de junio abandonó el PP.

Líderes «quemados»

Si finalmente Pajín impone su criterio y el PSOE presenta la moción, Jorge Alarte se vería abocado a dimitir, tras haber empeñado su palabra al afirmar que «se pongan como se pongan, no habrá moción de censura en Benidorm». No obstante, los socialistas confían en que su oposición a la operación se module de forma progresiva.

En caso de dimitir, Alarte pasaría a engrosar las filas de los líderes que el PSPV-PSOE ha «quemado» en los últimos años por intrigas políticas y por sus malos resultados electorales: Joan Ignasi Pla, Joan Romero y el ex ministro de Interior de Felipe González Antoni Asunción.

Pero la remodelación del Consell de Camps podría traer otras sorpresas. El nombre del actual alcalde de Benidorm, Manuel Pérez Fenoll, suena con fuerza como posible conseller. Su salida del Ayuntamiento facilitaría la reconciliación de Bañuls con el PP y evitaría la moción.