Los padres de la novia de uno de los guardias civiles hablan de «nerviosismoy ansiedad»
Los padres de la novia de uno de los guardias civiles hablan de «nerviosismoy ansiedad» - ABC

Los padres de una de las novias de los guardias civiles agredidos en Alsasua piden protección

Consideran que «la situación es insoportable debido a la presión de numerosas personas»

PamplonaActualizado:

Los padres de una de las parejas de los guardias civiles agredidos en la localidad navarra de Alsasua el pasado 15 de octubre han tenido que pedir «que se tomen medidas y actuaciones que les permitan llevar una vida con normalidad sin temer por su propia integridad y la de su familia». Así se desprende de la denuncia presentada hace unas fechas y a la que ha tenido acceso ABC.

En la misma, explican que esta situación «les está afectando a la salud ya que están padeciendo nerviosismo y ansiedad». Denuncian presiones de tipo personal como rayaduras en el coche y carteles en la puerta de su domicilio. « Esta situación es insoportable debido a la presión de numerosas personas que se cruzan a lo largo del día, las cuales realizan miradas desafiantes y amenazadoras por ser los padres» de la agredida, afirman y aseguran que «temen muchas veces por su integridad física y restringen al máximo sus salidas a la población exceptuando las necesarias para atender el bar que regentan y realizar las compras pertinentes para el hogar».

Pero estas presiones van más allá y también se dan en el ámbito laboral y se dan sobre el establecimiento que dirigen. Denuncian que alguna vez personas del entorno abertzale se han puesto junto a la puerta del bar para que los clientes tengan que bajar a la calzada y no entrar en el establecimiento. De hecho, afirman que «tienen intención de cerrar el bar ya que apenas hay ganancias debido a que las personas que habitualmente frecuentaban el establecimiento tienen miedo y no se atreven a entrar y a que tengan problemas con otras personas de la localidad».

Imágenes del Koxka

Mientras tanto la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, continúa con las investigaciones r eferidas a la agresión de los dos guardias civiles y sus parejas que tuvo lugar el pasado 15 de octubre en la localidad navarra. Ayer emitió una providencia por la que pide al bar Koxka, donde se iniciaron los hechos que remitan las grabaciones de los videos que existan en las cámaras de dicho local en relación a los hechos ocurridos.

Al mismo tiempo, el Parlamento de Navarra ya ha remitido a la Audiencia Nacional la declaración institucional aprobada por la que pedían que el Tribunal se desentienda del caso y lo vuelva a la Audiencia Provincial de Navarra. Esta declación contó con el voto favorable de Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Unida.

Por el momento, en relación a la agresión a los guardias civiles y sus parejas permanecen en prisión siete jóvenes de la localidad acusados de un delito de terrorismo y otros cuatro se encuentran en libertad con cargos con medidas cautelares de distinto grado.